Malena Galmarini y Descalzo recorrieron una obra de agua potable en Ituzaingó

La presidenta de AySA y el Intendente de Ituzaingó visitaron la obra “Red Secundaria de Agua - Ituzaingó 3B”, que estará finalizada en marzo del 2021.

Galmarini Descalzo Obras Ituzaingo

Malena Galmarini, presidenta de AySA, recorrió trabajos que se realizan en Ituzaingó junto al intendente Alberto Descalzo, y dialogó con los vecinos de la zona donde se llevan adelante las obras de la Red Secundaria de Agua Ituzaingó 3B. Tras la recorrida, se firmó un convenio para el trabajo conjunto entre la empresa estatal y el municipio para la ejecución y el desarrollo de nuevas obras de agua y cloaca.

“Somos conscientes de que a toda el área metropolitana de Buenos Aires le faltan muchos servicios esenciales. Por eso me gusta recorrer las obras y hablar, no solamente con quienes llevan adelante la gestión cotidiana, que son los intendentes y los concejales, sino también con las empresas contratistas, con los trabajadores y las trabajadoras que están poniendo el cuerpo frente a la pandemia para no parar estas obras. Son muy esenciales para reactivar la economía y, como dice nuestro presidente Alberto Fernández, poner a la Argentina de pie”, manifestó Galmarini al culminar la recorrida.

Por su parte, Descalzo expresó: “Para nosotros es más que importante que el conurbano tenga cloaca y agua corriente, teniendo en cuenta que hay municipios muy atrasados respecto a este servicio esencial. La gente se pone muy contenta de que llegue la cloaca, de que llegue el agua corriente, y en eso estamos trabajando con AySA, con Malena, que está siempre presente y nos incentiva a que estas obras se hagan rápidamente, para poder darle solución y servicio a la gente”.

“Hace treinta años que en este barrio esperaban que pasara el agua, todavía están esperando que pase la cloaca; por eso también es importante el colector cloacal que estamos trayendo hasta este sector para poder terminar de armar las redes secundarias y que los servicios de agua y de cloaca sean una realidad y que la gente pueda conectarse. No que pase el caño por la puerta, sino que puedan, de verdad, disfrutar del agua segura, limpia y potable. Esto no es solo cuidar la salud y mejorar la calidad de vida, es también cuidar el medio ambiente”, concluyó Galmarini.