La historia de un clásico: el Museo del Fitito en Tres de Febrero tiene visitas guiadas durante el verano

El espacio, ubicado en la localidad de Caseros, recorre la historia del emblemático clásico argentino a través de una muestra, una línea de tiempo, piezas de colección, un simulador y más propuestas para grandes y chicos.

Tres de Febrero cuenta con el primer museo de un auto argentino: el Museo del Fitito. Se ubica en las inmediaciones a la Municipalidad, detrás del escenario de la playa de estacionamiento y posee diferentes espacios de atracciones para que los amantes de los fierros pasen una jornada inolvidable.

QUERÉS RECIBIR GRATIS LAS NOTICIAS DE TU BARRIO POR WHATSAPP - Acá dice cómo

En su interior se pueden recorrer ejemplares de colección itinerantes, piezas mecánicas únicas, un simulador para vivir la experiencia a bordo del “bolita”, una línea de tiempo contando la historia de la creación y el apogeo de este auto. También hay un espacio para los más chicos, una pista de karting y gift shop para llevarte tu regalo vinculado al Fiat 600.

El espacio conmemorativo también cuenta con imágenes de la antigua fábrica, cartas y documentos de la ex Fiat. Allí se exhiben publicidades de la época, vestimenta de ex trabajadores y piezas mecánicas únicas donadas por fanáticos y coleccionistas. A su vez, hay un sector en el que los visitantes pueden escribir el recuerdo más agradable que tuvieron a bordo de un fitito.

Durante el verano, el museo se encuentra abierto de miércoles a domingo en el playón ubicado en Alberdi y Murias (Caseros), entre las 10 y 16 horas, con cupos de veinte personas por visita guiada, que dura aproximadamente unos 45 minutos. Quienes lo visiten podrán conocer en profundidad la rica historia de este emblema de la industria automotriz argentina.

Las visitas son gratuitas, pero requieren una inscripción previa ingresando a un formulario virtual (INGRESAR ACÁ). Además, aquellos que tengan un Fiat 600 y deseen que su vehículo sea exhibido en el nuevo museo durante dos semanas pueden anotarse ACÁ.