Nardini: “La demanda de alimento sigue en aumento”

Así lo afirmó el intendente de Malvinas Argentinas en el marco del reclamo junto a sus pares peronistas de la declaración de la emergencia alimentaria.

Nardini Prensa

Un grupo de intendentes del PJ bonaerense pidieron ayer a la gobernadora María Eugenia Vidal que declare la emergencia en materia de alimentos y así “refuerce las partidas presupuestarias” de la asistencia que mensualmente reciben los comedores y escuelas de la provincia.

El pedido fue realizado a través de una carta que entregaron en la Casa de la Provincia, ubicada en Callao 237, los intendentes encabezados por la jefa comunal de La Matanza, Verónica Magario y el de Ituzaingó, Alberto Descalzo.

En la nota, destacaron la necesidad de que la mandataria “refuerce las partidas presupuestarias para atenuar el impacto feroz que la política económica ha provocado y provoca en cada vez más en vastos sectores de la sociedad”.

“Tenemos el agrado de dirigirnos a usted en relación a la angustiosa situación que vive nuestro pueblo, a causa de la crisis económica y social que se ha profundizado en la Argentina, con implicancias durísimas en la Provincia de Buenos Aires”, destacaron los intendentes en la carta.

Además de Magario y Descalzo, estuvieron presentes los intendentes de Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini; de Laprida, Alfredo Fisher; de Punta Indio, Hernán Izurieta y de 25 de Mayo, Hernán Ralinqueo, entre otros.

“En su carácter de Gobernadora es imperioso que asuma la responsabilidad de hacer frente a la crítica situación que enfrentan cada vez más niños, niñas, jóvenes y adolescentes en edad escolar y la población en general”, aseveraron los intendentes que entregaron la nota en mesa de entradas de la Casa de la Provincia.

A través de la carta, los intendentes pidieron declarar la emergencia alimentaria y que se incrementen los cupos en los comedores escolares, a la vez que reclamaron que se inicie la apertura de comedores en colegios secundarios y de formación de adultos. 

En la oportunidad, Magario -quien también es presidenta de la Federación Argentina de Municipios- sostuvo que el pedido fue planteado en representación de los 50 intendentes peronistas de la provincia y destacó la necesidad de que se analice el reclamo “ante la aguda situación que se vive en a lo largo y ancho del país”. 

“Queremos pedirle una reunión a la gobernadora y a los ministros. Queremos la reunión para contarle cómo es la situación en cada uno de nuestros distritos y comenzar a ayudar a solucionar los problemas, como lo hizo también la Iglesia Católica”, enfatizó Descalzo en declaraciones a la prensa.

A su turno, Nardini admitió que “esta situación de crisis económica y social afecta a las familias y el comedor de la escuela termina siendo el punto donde muchos jóvenes se terminan acercando, incluso las familias se acercan para ver si hay sobras para llevarse a sus casas y la demanda sigue en aumento”.

Por su parte, Fisher consideró que “por ahí se tiene la visión de que el interior de la provincia fue más beneficiado con las medidas de Macri y Vidal, sin embargo han sido muy afectadas. Hay muchas necesidades no sólo de carácter alimentario sino una necesidad emergente de familias que hasta hace poco no requerían de la ayuda del estado para llegar a fin de mes y hoy tienen graves problemas”.

Los jefes comunales del PJ también pidieron que se instruya a la Agencia de Recaudación de la Provincia (ARBA) sobre la situación crítica en la que se encuentran los pequeños comerciantes para que arbitre los mecanismos administrativos y legales, para flexibilizar las obligaciones tributarias que recaen sobre ese sector.

Fuente: Telám