Ojea opinó sobre la reforma laboral: “El trabajo no es una mercancía”

El reciente presidente de la Confederación Episcopal Argentina habló del escenario político y social actual, y afirmó que buscará "dar un aporte al diálogo" de los argentinos.

El obispo de San Isidro y ahora flamante presidente de la Confederación Episcopal Argentina, Oscar Ojea, dio una conferencia de prensa en su nuevo cargo, y opinó sobre diversos temas de la realidad política, social y económica.

En primera instancia, Ojea se expresó sobre el proyecto de reforma laboral que impulsa el Gobierno Nacional, y sostuvo que “toda la sociedad es responsable de que nuestros hermanos puedan conservar las fuentes de trabajo y que no se vulneren los derechos de los trabajadores”. En esta línea, planteó: “Nosotros somos muy sensibles a esto, vamos a estar al lado de estas situaciones y, al mismo tiempo, sabemos que necesitamos crear fuentes trabajo. Para la doctrina social de la Iglesia el trabajo no es una mercancía, sino que hace a la dignidad de la persona, es el gran ordenador de la vida.”

“Nos cuesta convivir, no solamente sucede en el país, sino en todo el mundo. Nos cuesta sentarnos alrededor de una misma mesa, que cada uno tenga en esa mesa su lugar, sentirse profundamente incluidos. Seguiremos dando nuestro aporte al diálogo de los argentinos desde nuestro lugar, que no es el de técnicos ni el de políticos”, añadió el obispo de San Isidro.

Por último, Ojea enfatizó que “nuestro lugar como pastores es estar junto al pueblo y, de un modo particular frente a nuestros hermanos los pobres”.