La falsa alarma en Unicenter pudo ser parte del plan para el atentado en París

Hace dos semana, una cada de whatsapp alarmaba a muchos vecinos de la zona norte sobre un posible atentado en Unicenter. El origen de la alarma fue información llegada desde la Embajada Argentina en París. Se estudia la conexión con el atentado en la capital francesa.

 

Hace dos semanas, se viralizó un mensaje que alertaba sobre un posible atentado en el shopping Unicenter. El mismo generó una gran zozobra en miles de personas y la incredulidad sobre la veracidad del mensaje en otras tantas.

¿Qué pasó?  En la embajada argentina en París se había recibido un llamado telefónico en el que se alertaba que un grupo terrorista radicado en Mali planeaba realizar dos ataques contra los shoppings Abasto y Unicenter, en la Capital Federal y en Martínez, respectivamente.

Según se indicaba en la nota 865 de la Dirección Nacional de Inteligencia Criminal de la AFI, “se recibieron datos de una de las representaciones diplomáticas en el exterior respecto a la posible comisión de atentados en los próximos días por parte de integrantes del grupo Ansar Dine, organización vinculada a Al-Qaeda en el Magreb islámico”.

Dicha alerta, se supo, se originó en un llamado telefónico recibido en la embajada argentina en París.

Dos días después de haber recibido esa alerta y luego que se hizo una denuncia en el juzgado Federal de Lomas de Zamora, la investigación encarada por la AFI y la Policía Federal concluyó que no había pruebas que indicaran actividad de ese grupo en la Argentina.

El Secretario de Seguridad, Sergio Berni se refirió al tema en una entrevista en el canal América: “Hubo que buscar personajes que existían que estaban en diferentes partes del mundo, encontrarlos y seguirlos. La actividad, siempre confidencial -aclaró-, es muy intensa”.

“Nosotros tuvimos una amenaza y descartamos que existiera posibilidad de cumplirse. Tenía una alta fuente de credibilidad. Era una fuente verosímil. El origen de la amenaza era real, pero descartamos que esa amenaza se concretara”,  señaló Berni.

En la mencionada dependencia de la AFI y en el Departamento de Unidad de Investigación Antiterrorista de la Policía Federal se comenzó a trabajar sobre la hipótesis de que la falsa alarma por los dos atentados en Buenos Aires habría formado parte de un plan integral a nivel mundial que incluyó la puesta en marcha de una maniobra de distracción que, en realidad, encubría los ataques que se concretaron en París.