Polémica por terrenos de la UNSAM: buscan afectarlos a una concesión ferroviaria

La Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) resolvió desafectar 1 hectárea del predio Campus Miguelete de la USAM. Desde la Universidad afirman que  es una medida unilateral y que impactará negativamente sobre todas las actividades que se desarrollan, además de afectar el medio ambiente y el entorno arquitectónico y urbanístico del Campus.

En las últimas horas de conoció la resolución de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) por la cual se dispone la desafectación de 1,2 hectáreas del predio de la Universidad Nacional de General San Martín (UNSAM), Campus Migueletes, para “destinar a la continuación del Plan Ferroviario”.

Según la Agencia dirigida por Ramón Lanús, “la porción recuperada será utilizada por Nuevo Central Argentino S.A (NCA), concesionaria del Ministerio de Transporte de la Nación, y será destinada tanto para los servicios de carga en el corto plazo como para transporte de pasajeros metropolitanos en el mediano plazo” dentro de un plan de  reactivación de los trenes de cargas a nivel nacional.

La AABE aclaró que “esta porción seguirá siendo propiedad del Estado Nacional ya que no es una cesión, sino que son tierras que se afectan a la concesión. De ninguna manera será utilizada para proyectos inmobiliarios”.

Por su parte, el rector de la Universidad, Carlos Greco, calificó a la medida como “unilateral” y señaló que tendrá un impacto negativo en las actividades que se realizan en el predio. También vinculó la decisión a relocalizar actividades que NCA realizaba en la estación Colegiales, donde se buscaría impulsar desarrollos inmobiliarios.

“La medida unilateral tomada por el AABE pretende sustentarse en la potestad del organismo para ‘desafectar aquellos bienes inmuebles del Estado Nacional cuando de su previa fiscalización resultare la falta de afectación específica, uso indebido o estado de innecesariedad’. A todos aquellos que han conocido el Campus antes de que la Universidad se hiciera cargo de él les resultará evidente el esfuerzo realizado en el desarrollo edilicio y territorial durante los últimos 15 años (más de 60.000 m2 construidos o reacondicionados para actividades de enseñanza, investigación y gestión). Este desarrollo habla a las claras de la vocación y el esfuerzo empeñado por la Institución en la construcción de un Campus Universitario, tanto en su infraestructura como en la cantidad y calidad de su oferta académica y producción de investigación, acorde a lo que la sociedad nos demanda y merece” señala un comunicado de la UNSAM.

“En la misma dirección vocacional podemos mencionar la infraestructura existente y programada para el sector que se pretende cercenar: en el mismo funciona actualmente el Centro de Desarrollo Tecnológico e Incubación de Empresas, con importantes proyectos de emprendedores, y están en ciernes la construcción de la sede Miguelete de la Escuela Secundaria Técnica, el Centro de Prototipado Integral de Viviendas Económicas y Sustentables y el Laboratorio de Ciencia y Nanosistemas entre otros. Todas estas iniciativas cuentan con financiamiento propio y externo de la Universidad”, explica el escrito que lleva la firma del rector de la UNSAM.

“No es un dato menor tampoco que la desafectación se realice a los fines de posibilitar que la empresa NCA reestructure y relocalice las actividades correspondientes a los servicios de cargas. La operatoria que se pretende desarrollar en el predio legítimamente ocupado por la UNSAM impactará negativamente sobre todas las actividades que desarrollan en el Campus Miguelete los estudiantes, los docentes y el personal no docente, además de afectar el medio ambiente y el entorno arquitectónico y urbanístico de nuestra casa de estudios” denunció Greco quien anunció que la UNSAM llevará el tema a la justicia y pidió el acompañamiento de la comunidad universitaria, de organizaciones de la sociedad civil, gobierno local y entidades de bien público.

Desde la AABE informaron que “desde 2017, se han mantenido diversas reuniones conjuntas entre autoridades de la UNSAM, la AABE y el Ministerio de Transporte de la Nación, donde se transmitió la política pública en materia ferroviaria proyectada por el Estado Nacional, el proyecto presentado y las necesidades para lograr este plan integral de transporte” y que “se han formulado diversas propuestas para que la universidad no pierda ninguno de los usos de esa porción y pueda reubicarlas dentro del mismo predio o en sus alrededores. Todas las propuestas fueron rechazadas por la universidad”.

También señalaron que la universidad desarrolló edificios e infraestructura fuera de los límites del terreno correspondiente: “El alambrado límite entre la UNSAM y el predio de la playa ferroviaria ha excedido los límites del predio asignado en desmedro de la operación ferroviaria, incorporando indebidamente a su campus una superficie de 2,3 ha, donde se localizan tres vías y tres edificios ferroviarios que ocupa la Universidad. Lindero a estos, se está llevando a cabo una obra con un importante grado de avance, emplazada entre la fracción otorgada por la resolución mencionada anteriormente y la zona operativa ocupada indebidamente por la Universidad, lo que obstaculiza la operatoria ferroviaria. Esta obra afectó dos vías de playa operativas. Con esto, se pone de manifiesto que existe una usurpación ilegal dentro del predio” dijeron desde la AABE.