Posse: “El afán de lo nuevo y el afán que no vengan de la política es infantil”

A días de las elecciones, el intendente de San Isidro recibió a QUE PASA para una entrevista exclusiva donde habló del gobierno de Cambiemos, el rol del radicalismo, su relación con el peronismo y por supuesto de San Isidro: el golf de Villa Adelina, el predio de la ex Obras Sanitarias en Beccar, el puerto y el oeste del distrito.

Posse Despacho

Poco días faltan para las elecciones. Las PASO dejaron resultados contundentes que parecen definitivos. Y en San Isidro, pusieron a Gustavo Posse al borde de un nuevo mandato. El intendente nos recibe en su despacho, para una charla sustanciosa desde sus definiciones políticas y donde se abre a un punteo sobre distintos temas de la agenda pública local.

Hablamos unos días antes de las PASO, unas primarias que sorprendieron a muchos. ¿Le sorprendió a usted el resultado a nivel nacional y provincial?

Me golpeó. Pero la verdad es que para los que conocemos el gran Buenos Aires, nos confirmó lo que pensábamos que podía pasar, por los datos que teníamos. Hay más de un 1.700.000 de votos solamente del Gran Buenos Aires, que es el 53% de la diferencia que sacó Alberto Fernández en todo el país.

La economía fue un factor determinante de la elección de agosto. Pero San Isidro y Vicente López fueron una isla en el conurbano donde a Cambiemos le fue muy mal. ¿Esto es por la composición socioeconómica y el alto poder adquisitivo de sus vecinos?

San Isidro tiene tres de sus cinco localidades que son localidades obreras. Beccar, Boulogne y Villa Adelina. Y después tenemos distintas partes de San Isidro y de Martínez. La verdad que no fue por satisfacción económica que Mauricio logró acá el 50% que logró. Eso fue porque acá tenemos un buen sostén y porque el gobierno municipal trabajó bien la cuestión nación, provincia, municipio. Vamos a ver el resultado del domingo, estamos expectantes de tener el mejor resultado posible.

“no fue por satisfacción económica que Mauricio logró en San Isidro el 50%”

Los resultado de las PASO parecen definitivos, en nación, provincia y también acá en San Isidro. ¿Cómo se imagina en San Isidro con gobernador y presidente peronistas?

Todavía falta el segundo tiempo. Ahora estamos en el vestuario y yendo para la cancha.

Hace algunas semanas hubo una foto suya en Merlo, junto a intendentes peronistas. Eso generó cierto ruido en el mundillo político, dio que hablar al periodismo, y en lo local algunos salieron a asegurar su pase al peronismo.

Fui a un acto de inauguración de un parque en la localidad de Libertad. En ese lugar había una construcción de viviendas que inició Perón y completó de Frondizi, un presidente radical, intransigente. Y el parque se llamó “Parque de la unión nacional” con los emblemas de Yrigoyen, Frondizi y Alfonsín. El intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, nos invitó a todos los intendentes de la zona y fui con gusto. Participé del corte de cintas y después me fui, porque en otro sector hicieron un acto más folclórico peronista. Sabía perfectamente donde iba y cuales eran mis horarios. El que aprovecha eso, si se siente contento, se arregla con poco. Y desde el punto de vista del periodismo, el que se dedica al periodismo político tiene el conocer de esto, sino es hablar con analfabetos socioculturales que se ponen escribir, y no podés estar aclarando todo.

Tuvo una buena relación con el primer gobierno kirchnerista, el de Nestor, y mala con el de Cristina. Recién, con una metáfora futbolera, me gambeteó la respuesta. Le repregunto: como imagina San Isidro y la relación con un posible gobierno de Fernández.

Néstor Kirchner tuvo al comienzo de su gestión una muy buena actitud con los intendentes de todos los colores políticos. Y si los intendentes tenían anteproyectos de obras, las realizaba. Sobre todo obras pesadas. En San Isidro se hizo el aliviador Pavón que desemboca en Uruguay y Panamericana. Una obra que durante muchísimos años fue imposible hacer. Y para San Isidro y Vicente López se hizo la obra es el desagüe que va por debajo de la calle Paraná, que llega hasta Villa Adelina.  Después se hicieron obras por todos lados. La verdad es que el planteo de obras fue muy satisfactorio.

“Néstor Kirchner tuvo al comienzo de su gestión una muy buena actitud con los intendentes de todos los colores políticos”

Y con el segundo gobierno, ya no estando Néstor Kirchner, no es que hubo una mala relación. Ya no estaba la concertación, fue un gobierno más partidario, peronista kichnerista.  No tuve tan mala relación. Había cosas que se podían hacer y cosas en las que no podíamos coincidir. La diferencia más grande era con el tema de la seguridad. Tenían una visión más historicista. Entendían que lo que se vivía, el recrudecimiento de los homicidios en ocasión de robo, se lo vinculaba Krieger Vasena, Martínez de Hoz, Menem , Cavallo… y todo eso daba que la crisis económica, dado un ciclo histórico, desembocaba en estas cuestiones de inseguridad. Esas fueron las mayores diferencias.

La diferencia más grande con el Kirchnerisno era con el tema de la seguridad

La última vez que lo entrevisté, antes de las PASO, hablamos de las críticas que le hacen por la permanencia en el cargo, y del valor de la experiencia. ¿Cree que hubo inexperiencia en el gobierno de Cambiemos?

Ese afán por lo nuevo y ese afán por lo que no venga de la política, desembocó en lo que desembocó. Aparte de que le tocó un ciclo económico muy malo y tuvo una herencia mala, como han tenido todos los presidentes. En la Argentina no hay ningún presidente que haya dejado una herencia buena. Pero me parece que este afán de lo nuevo y el afán que no vengan de la política, es infantil. Es como jugar al fútbol sin futbolistas.

“En la Argentina no hay ningún presidente que haya dejado una herencia buena”

El que sabe siempre tiene que estar priorizado sobre el que no sabe. Vos podés tener alguno que no sea de la política, para probar, para ver si puedo mejorar un área. Pero cuando se hizo la famosa convención de Gualeguaychú, donde el radicalismo debate hacia adentro y por primera vez se define un candidato a presidente que no sea radical, ya al otro día nos aclararon con un comunicado del PRO, que nos agradecían la aceptación de Mauricio, pero en el caso de resultar electo,  se iba a tratar de un gobierno partidario del PRO.

¿Eso ya estuvo claro en ese momento?

Si, el radicalismo quedó en reserva. El radicalismo hizo un esfuerzo, hizo muchísimo más de lo que hubiera hecho con un presidente radical para ayudarlo: hacer las críticas hacia adentro, acompañar la ampliación de Cambiemos y la fórmula presidencial con Miguel Pichetto. Pero se gane o se pierda, el radicalismo no tiene responsabilidad de gobierno. Ojalá gane Mauricio y ojalá el radicalismo sea tenido en cuenta, porque hasta ahora no ha sido tenido en cuenta.

“se gane o se pierda, el radicalismo no tiene responsabilidad de gobierno”

Hizo una campaña local sin grandes promesas. ¿Tiene la confianza de que el vecino sabe lo que vota cuando elige a Posse?

Si. Igualmente hay propuestas concretas. Pero siempre lo que proponemos continuar con un plan maestro de que hacer en San Isidro para que la gente disponga de un conjunto de bienes sociales en donde estamos en igualdad. Lo que tiene que ver con las obras, los servicios, los espacios públicos, los campos deportes, los hospitales, el patrullaje. Todos estos bienes sociales tienen un plan consensuado barrio por barrio, que supimos sostener aún en épocas difíciles. Y los dos años que vienen van ser difíciles, cualquiera sea el presidente y el gobernador.

Le propongo un repaso de algunos temas, centrado en distintos espacios que vienen estando en debate público su futuro. Primero le pregunto por el golf de Villa Adelina.

En el golf de Villa Adelina, nosotros estamos con los vecinos y con sus organizaciones buscando preservar la totalidad del verde. No hay otra manera de asegurar esto que conseguir que el Estado Nacional haga depositario al municipio para llevar adelante los puntos que están consensuados para ese predio. Fundamentalmente que sea un lugar de esparcimiento y deporte. (Nota del editor: la entrevista fue realizada pocos días antes que se conociera la resolución de la AABE. Ver nota acá)

El ex predio de Obras Sanitarias en Beccar…

Hay un expediente por el incumplimiento del cargo por parte del comprador. Ese predio lo vendió el Estado Nacional en la época de Menem-Cavallo, con un cargo para la construcción de un centro comercial. Y no habiéndose hecho nada después de 25 años, el Estado Nacional está ante la disyuntiva de tener que tirar hacia atrás esa venta. El comprador, hace dos años y medio tomó la decisión de no avanzar con el proyecto, por la situación económica.

Las obras en el puerto de San Isidro

Ya inauguramos una parte. Es un proyecto muy ambicioso y ahora esa obra pasa a ser “hija única”. Hasta ahora tuvo que compartir su época con muchos hermanos más grandes y muchos hermanitos. Sobre todo con la construcción de la nueva guardia del hospital Materno y el túnel de Sarratea. Todo eso hacía que haya menor contribución para el puerto. Además había cosas que eran más tiempo que dinero, porque había que producir acuerdos respecto de los espacios, con los clubes náuticos, y con las pocas familias que hay en el lugar.

Allí uno se va a encontrar con un parque que empieza en Beccar, en la calle Sarandí, al lado del Boating, y ahí a la vera del río va a haber un lugar de caminata, un lugar para actividad aeróbica, de bicicletas, lugares de contemplación, árboles que son autóctonos y cero auto, pero mucho estacionamiento.

Sabe que desde la oposición, desde un principio levantaron el alerta de un posible negocio inmobiliario…

La única verdad es la realidad. Si uno dice desde  el principio, esto es un Parque Puerto Público y siguen insistiendo con el tema comercial… El lugar comercial ya está, es el bajo actual. Lo que necesitamos es que ese lugar se pueda vivir, se pueda disponer de él, que lo podamos disfrutar en tiempo real. Yo la primera parte de mi vida lo viví con la Provincia que, como el perro del Hortelano,  no hacía y no dejaba hacer. Bastante bien la sacamos que no tenemos ahí una villa de 60 mil personas. Porque el municipio ha estado presente siempre con el patrullaje para, ante el aviso de los vecinos, poder intervenir y evitar las construcciones. Hoy son pocas familias las que hay en el lugar y con todos ellos hay que seguir consensuando el hecho de poder liberar el lugar.  

¿Qué van a hacer con las areneras?

En un principio, yo tenía idea de demolerlas para preservar el paisaje y la vista pero después el diálogo con vecinos y especialistas surgió que las areneras pueden ser preservadas y que tienen una buena probabilidad de ser convertidas en museos. Hay muchos interesados en hacernos depositarios hacernos de colecciones de obras de arte.

El parque va a ser un lugar para caminar, hasta el espigón, dónde se da el encuentro del Río de la Plata con el Río Luján y el delta bonaerense.

Tanto en San Isidro como en Vicente López se habla de la grieta que divide el este del oeste, de un lado y otro de Panamericana.  

“La inversión más fuerte se hizo sobre el oeste”

Creo que eso es un cuento viejo. Antes era real. La inversión más fuerte se hizo sobre el oeste que no tenía agua, que no tenía cloacas, que no tenía luces. Hoy es muy cálido ir a cualquier lugar de San Isidro, sea en el este o en el oeste. Lo que hay que buscar siempre es que todos subamos, y lo que es bueno en un lugar, perfectamente puedo estar en el otro.

¿Qué hace falta para que se desarrolle el centro comercial de Boulogne?

Y… quedó a mitad de camino el proyecto de la estación de Boulogne y la estación Villa Adelina. El área de transporte está concentrándose en una estación para luego pasar a la otra, y eso trae inconvenientes hoy. El proyecto inicial de qué hacer con la cabecera de la estación de Boulogne era muy bueno. Nosotros al centro comercial le dimos aptitudes para trabajar con altura. Pero no estamos en una época económica radiante. Esos comerciantes que hacen semejante esfuerzo, que dan trabajo y que están allí brindando servicios, a través de la cámara de comercio, tiene encontrarle la vuelta de cómo trabajar con la altura. El código les da la posibilidad, de manera de tener mayor densidad poblacional y nuevas familias con mayor capacidad de consumo.

¿Algo que quiera decirle al vecino a días de las elecciones?

La elección es muy importante. El vecino votando por su municipio, votando porque el municipio sea cada vez mejor, siguiendo ese plan, que no se caiga todo, sino todo lo contrario. La administración del municipio para nosotros es muy importante, le hemos dedicado todo nuestro aprendizaje y nos hemos dedicado siempre a consensuar con el otro para dar las mejores condiciones de vida, en todas las etapas de vida a nuestros vecinos. Ese es el plan, que contempla las obras, los servicios, la salud, la seguridad. Y si la época económica viene mal y hay crisis, que sigan probando con nosotros;  y si es una época, como la queremos todos, radiante, que sigan probando con nosotros, que vamos a crecer juntos.