Posse inauguró la ampliación de la guardia del Hospital Materno Infantil de San Isidro

La renovada institución cuenta con una guardia de 1.100 metros cuadrados más moderna, con un shock room, 16 boxes de observación, consultorios informatizados, sistema de climatización alimentado con paneles solares, tablets en sala de espera  y patio interno con jardín vertical.

nuevo-hospital-materno-infantil-san-isidro-1

Este miércoles 10 de julio quedó inaugurada la renovación del Hospital Materno Infantil de San Isidro con una guardia de 1.100 metros cuadrados que está ubicada sobre Haedo al 500. La obra se realizó en conjunto con el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires y el intendente Gustavo Posse encabezó el acto inaugural.

En relación a la nueva ampliación del espacio, la nueva guardia contará un Shock Room con tres camas y todos los equipos necesarios para atender pacientes críticos, cinco consultorios informatizados y dos aislamientos para atención de pacientes. 16 serán los boxes de observación para estadía corta en emergencias con baños en la sala principal, y hay una segunda sala de observación con cinco boxes adicionales.

nuevo-hospital-materno-infantil-san-isidro-3

Además, también tendrá una sala de espera con vista a la calle e iluminación natural y tablets para que usen los niños mientras esperan a ser atendidos, y con aires acondicionados alimentados por paneles solares que permite filtrar el aire en área de internación para evitar la propagación de enfermedades, logrando un ahorro del 60 por ciento de la energía que se consume.

El sector de admisión de pacientes estará integrado por la secretaria de Emergencias y consultorio para Triage. Junto a ese lugar, se construyó un sector nuevo para médicos con dormitorios, comedor y cocina.

nuevo-hospital-materno-infantil-san-isidro-5

El espacio tiene un patio interno con jardín vertical, para que los pacientes tengan acceso a iluminación natural y un lugar de ingreso de ambulancias exclusivo para emergencias.

nuevo-hospital-materno-infantil-san-isidro-4

Por la guardia del Materno pasan más de 300 pacientes por día. Con 28 especialidades y 180 médicos, recibe alrededor de 274.500 consultas al año y realiza casi 2.000 partos. “Este es el hospital de mayor complejidad médica de toda zona norte, que atiende a niños de todas partes del Gran Buenos Aires. Por eso, era fundamental ampliarlo y equiparlo con la tecnología más moderna. Es una obra de primera calidad para este hospital modelo”, afirmó Posse en la apertura del nuevo espacio, y dijo estar “orgulloso de la decisión que tomamos con la gobernadora María Eugenia Vidal de invertir en esta gran obra que va a beneficiar a miles de niños y sus familias”.