Posse lo hizo de nuevo

Gustavo Posse se impuso cómodamente y se encamina a su sexto mandato en San Isidro. El peronismo en su mejor elección en los últimos 20 años. Convocación tercero.

Cada dos años hay elecciones, y cada dos años en San Isidro gana Posse. Cambian los gobiernos nacionales y provinciales, cambian las alianzas circunstanciales que configuran el mapa político, pero el vecino de San Isidro sigue eligiendo mayoritariamente la gestión que desde 1999 encabeza Gustavo Posse.

El domingo, el resultado nacional y provincial sorprendió a todos. Pero en San Isidro, no hubo sorpresa, ganó Posse. Y ganó cómodamente: le sacó casi el 15% de los votos al peronismo y duplicó en electores a Convocación, que buscaba presentarse como la alternativa.

VER TAMBIÉN

CONVOCACIÓN TERCERO. El espacio vecinal hizo una buena elección, pero no logró posicionarse como la segunda fuerza y el oficialismo lo duplicó en votos.

Con dos décadas al frente de la gestión sanisidrense (y un apellido que suma otras 2 décadas mas), Gustavo Posse sobrevivió al helicóptero de De La Rúa, a la ruptura con el kirchnerismo (después del conflicto con el campo), a la grieta que devaluó al massismo, y ahora, al voto castigo hacia Macri.

“Es la gestión” repiten como un mantra desde el oficialismo local, cuando uno les pregunta por el secreto de la vigencia. Y ahora, más que nunca, la gestión local será la clave de la campaña de cara octubre, donde el oficialismo sanisidrense buscará acrecentar esta diferencia con votos que lleguen de un lado y otro de la grieta.

VER TAMBIÉN:

EL PERONISMO EN UNA ELECCIÓN HISTÓRICA. San Isidro Superó los 25 puntos después de más de 20 años. La victoria de Gelay y Teresa Garcia.

¿Qué esta en juego, si Posse ya ganó? Los votos en el Concejo Deliberante y la holgura política que tendrá el oficialismo a partir de diciembre, cuando comenzaría el último mandato de Gustavo Posse. Sin posibilidad de reelección (al menos hasta ahora) el possismo comenzará un escenario inédito, donde además de gobernar deberá delinear una estrategia de sucesión. El margen político con que gane en octubre, será un factor importante en esa coyuntura.