En marzo comenzará a funcionar el estacionamiento medido en Vicente López

Se llevará adelante en el bajo de Olivos y Vicente López, y en las inmediaciones del centro comercial de Munro. Costará $15 por hora y se pagará por una aplicación móvil. los detalles en la nota.

Centro Comercial de Munro (Av. Mitre y Av. Vélez Sarsfield)

En abril de este año, el intendente de Vicente López, Jorge Macri, había anunciado que tenía previsto que en el distrito comenzara a funcionar el estacionamiento medido, y que en un inicio, se haría en las zonas cercanas a las estaciones y centros comerciales. Finalmente, este anunció tendrá su correspondencia en hechos, y a partir de marzo de 2019 el sistema se implementará en dos sectores del partido: el bajo de Olivos y Vicente López, y el centro comercial de Munro y sus zonas aledañas.

Así lo informaron desde la comuna y, más puntualmente, las zonas estimadas donde funcionaría el sistema serían: En el bajo, desde Av. del Libertador hacia el este, entre Pelliza y Laprida. En Munro será a lo largo de Av. Mitre. También en el área delimitada al oeste de Mitre, entre las calles Marconi, Baigorria y José Hernández y entre la calles Pelliza, Maquinista Carregal y Villate. Del lado oeste de la estación, el estacionamiento medido será sobre la calle Antártida Argentina, entre José Hernández y Marconi.

Al este de la avenida principal de Munro, el estacionamiento deberá abonarse en la zona comprendida entre Pelliza, Esteban Echeverría, y Gdor. Ugarte, teniendo en cuenta que en estas tres calles si podrá estacionarse sin pagar.

¿Cuánto costará y cómo se pagará?

El sistema será gratuito durante el primer mes, lapso de tiempo en el quienes estacionen en las zonas que luego serán pagas tendrán carteles de aviso sobre la medida y el funcionamiento del sistema. Una vez finalizado este plazo, el estacionamiento medido estará activo de lunes a viernes de 8 a 20 horas y los sábados de 8 a 14hs, de acuerdo a lo que menciona el texto de la ordenanza.

El costo de la hora será de $15, pago mínimo para comenzar a utilizar el sistema (la primera hora no se fracciona). A partir de la segunda hora, la fracción será por minuto utilizado. Lo recaudado será destinado a la realización de obras de las cuales se encargará, según lo define el pliego licitatorio, la empresa que preste el servicio de estacionamiento medido.

Para pagar el servicio, habrá tres opciones: Los usuarios frecuentes podrán descargar una aplicación y, previo registro, adquirir crédito en los lugares lugares autorizados (pago efectivo) o mediante tarjeta de crédito o débito por Mercado Pago. Aquellos que no posean smartphone, podrán acceder al sistema mediante un SMS (mensaje de texto). Por otra parte, quienes sean usuarios esporádicos o no tengan teléfono móvil podrán pagar en los comercios adheridos.

¿Qué pasará con los frentistas?

Los vecinos que vivan en las zonas delimitadas para la utilización del sistema, no deberán abonar el mismo, siempre y cuando hayan realizado el trámite de permiso municipal. Tendrán un radio de 400 metros a la redonda para poder estacionar gratuitamente.

¿Cómo se consigue el lugar para estacionar?

La aplicación permitirá no sólo ver el saldo del usuario para poder utilizar el sistema, sino también identificar la disponibilidad de estacionamiento en las calles mediante un sistema de diferenciación a través de colores: Rojo para saber donde no hay lugar, amarillo para saber si hay hasta tres lugares disponibles, y verde para saber si hay más de tres espacios.

Un coche equipado con cámaras y scanners supervisará los lugares de estacionamiento y labrará las infracciones en caso de quienes incumplan la normativa del nuevo sistema, que además brindará a los usuarios la posibilidad de contar con un crédito negativo de hasta dos horas ($30). Una vez superado ese plazo, el sistema informará al usuario que ha incurrido en mora, y tras la cuarta hora de infracción se procederá al acarreo del vehículo.

Las condiciones del contrato y el tratamiento en el Concejo Deliberante

Este jueves 6 de diciembre, el Concejo Deliberante aprobó una ordenanza que establece otros lineamientos generales de la implementación y que permite llevar adelante el proceso de licitación para saber quién se hará cargo del servicio. De acuerdo al texto de la ordenanza, el contrato de licitación será por un plazo de 10 años y será otorgado a una empresa privada, a la cual se le abonará como techo, el 55% del canon de la prestación, quedando para el Municipio como mínimo el 45% de un monto estimado para el primer año de $85 millones.

Además, la ordenanza precisa que este porcentaje será abonado “mediante la ejecución de obras por parte del consesionario” que serán definidas y presupuestadas por la Municipalidad.

El bloque oficialista explicó que la ordenanza que permite la rotación y circulación en los centros comerciales y zonas cercanas al transporte público, la posibilidad de realización de obras con lo recaudado, y la posibilidad también de que los comerciantes se vinculen con el sistema a través de promociones en sus comercios para poder aumentar sus ventas.

A su vez, la oposición generó cuestionamientos en torno a por qué no se municipaliza el servicio, el porcentaje que el municipio podrá adquirir por llevar adelante el sistema y el pago de ese porcentaje mediante la realización de obras por la empresa prestadora del servicio.

El bloque oficialista de Cambiemos con 14 votos por la ausencia de Soledad Martínez, logró que se aprobara la ordenanza frente a los 9 votos de la oposición.