Organizaciones sociales buscan que se destine presupuesto municipal a urbanizar las villas de San Isidro

Fue solicitado mediante un proyecto de ordenanza presentado en junio pasado por CTEP, Cáritas, Techo, Somos Barrios de Pie, y la Federación de Trabajadores por la Economía Social (FETRAES). Ahora esperan su tratamiento en el Concejo Deliberante.

Organizaciones sociales vienen impulsando en San Isidro un proyecto de ordenanza que busca la urbanización de 16 barrios en situación de vulnerabilidad del distrito. Ahora, solicitan su tratamiento, para lograr que el municipio invierta el 8% de su presupuesto y se lleve adelante lo que el mismo proyecto define como “la completa integración socio urbana de los barrios populares”.

Son parte de la iniciativa Cáritas, Techo, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Somos Barrios de Pie y la Frente Trabajadores de la Economía Social. El proyecto apunta a los barrios que carecen del acceso formal a por lo menos dos de tres servicios básicos (electricidad, cloacas y agua potable), situación que, según el Relevamiento Nacional de Barrios Populares (RENABAP), afecta a una 5.500 familias de San Isidro

“Creemos que es urgente tratar dicho proyecto en conjunto, generando una participación activa de todas las partes para llegar a un común acuerdo sobre decisiones que afectan a más de 30 mil vecinos de San Isidro vulnerados de derechos básicos”, expresaron las organizaciones, que ya habían realizado un acto en La Cava meses atrás para contar los detalles de la propuesta.

El proyecto, que busca el apoyo de los distintos bloques, propone una inversión progresiva de un porcentaje del presupuesto municipal que sería del 6% el primer año, del 7% el segundo y del 8% a partir del tercero y hasta lograr el objetivo.

Fernanda Miño, concejal del Frente de Todos, cercana al espacio que conduce Juan Grabois, manifestó: “Que las organizaciones sociales se hayan juntado para impulsar un proyecto de estas características es fundamental, porque permitió poner las necesidades de los vecinos por encima de las disputas partidarias y de grupo. Hoy, en medio de tantas necesidades, es posible avanzar en un gran acuerdo en la sociedad para lograr un San Isidro integrado”.

El proyecto ingresó al Concejo Deliberante en junio y se encuentra en las comisiones de Planificación Urbana y Medio Ambiente, y Presupuesto y Hacienda.