Provincia: preocupa la desaceleración en la caída de contagios de Covid-19

El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, explicó que, luego de la baja importante en los contagios de semanas anteriores, comenzó a verse una merma en la bajada de la curva. "Habíamos llegado a una baja de 2.100 casos diarios, y ahora es de 700", indicó.

hisopado test coronavirus

Este martes, el ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollan, participó junto al jefe de Gabinete Carlos Bianco de la conferencia de prensa donde se actualiza la situación epidemiológica y sostuvo que comenzó una desaceleración en la caída de contagios por Covid-19.

En el informe semanal, Gollan indicó que “tras el pico de 11.700 casos en dos semanas, empezó un descenso importante donde se había bajado casi 2.100 casos en promedio diario semanal en la Provincia. Esta semana, el panorama también es de un descenso en los casos, pero sólo se llegó a 700”.

La situación, dijo “es preocupante” porque “si bien esto es una bajada en los casos, se trata de una desaceleración en la caída de la curva, que aspirábamos a que sea mayor”. En ese sentido, manifestó que “desde la semana anterior a esta último que culminó el domingo, la baja fue de un 8%, cuando anteriormente se había registrado una baja del 18%”.

Gollan además dio los datos sobre la ocupación de camas, y dijo que “hasta el momento no se nota un impacto fuerte en la situación de las camas de terapia” y reiteró, al igual que la semana pasada, que la desocupación “se da mayormente por fallecimiento que por recuperación”.

“Seguimos viendo una importante cantidad de personas que se internan y permanecen muchos días, entre 20 y 25 días”, informó el funcionario y precisó que “se viene registrando que quienes necesitan atención es gente muy joven, algunos con comorbilidades, pero también sin ellas y que están enfermos y graves”.

“Nuevos estudios en el mundo siguen constatando un descenso importante en la edad de aquellos grupos que se enferman e incluso informes que dan cuenta de niños y adolescentes que llegan al 22%, cuando el año pasado ese grupo representaba el 3%”, cerró.