Se aprobó el convenio para el desarrollo del Puerto de San Isidro

hcd_san_isidro
El Concejo Deliberante convalidó el acuerdo entre el Municipio y la Provincia de Buenos Aires para desarrollar una área abandonada durante décadas.
 
 | Por Iván Plouchuk |
 
En la 4ta sesión ordinaria del Consejo Deliberante de San Isidro, se aprobó con varios cuestionamientos el proyecto de acuerdo colaborativo entre el municipio y la provincia para el desarrollo sustentable del puerto sanisidrense.
 
El proyecto, a grandes rasgos, crea una serie de instancias para que la provincia gestione una reactivación del puerto y las zonas lindantes, con acompañamiento municipal.
Las principales críticas surgieron desde las posiciones de Marcela Durrieu (Frente Renovador) y  Manuel Abella Nazar (Convocación), quienes presentaron un proyecto de rechazo al convenio.
 
Abella Nazar atacó al proyecto por considerar que “el municipio estaría cediendo su autoridad sobre un espacio importante”; y recordó una resolució votada en el año 2010 por “muchos de los concejales presentes hoy”, por la cual el municipio solicitaba al gobierno provincial que le cediera los dominios del puerto.
 
Durrieu fue más allá, y calificó al convenio de “vago y general por no aclarar qué sería el desarrollo sustentable del puerto”, y aclaró que “se debe consultar a la Ley provincial del uso del suelo antes de tomar decisiones”.
 
La concejal Ester Fandiño realizó otra fuerte crítica al proyecto al subrayar que el mismo “tiene gran cantidad de imprecisiones”, y solicitó la “consulta popular” del proyecto al considerar que los concejales estaban siendo incoherentes por “actuar como jueces, y no como abogados de parte”. También quiso instalar la problemática medioambiental, “que no fue tenida en cuenta en el proyecto”. (Sobre la posición de Fandiño ver entrevista)
 
Una particularidad del proyecto es que logró el consenso de dos bloques generalmente enfrentados: El oficialismo local, es decir el Possismo; y el nacional, representados por el FPV.
 
Por el FPV habló Fabián Brest, quién calificó al acuerdo como un “avance de manera conjunta para la recuperación de un espacio olvidado hace ya muchos años”.
Por el lado del Possismo, Andrés Rolón cruzó fuerte a Fandiño y Durrieu: “El acuerdo no es vago porque aclara que será el municipio quién fije las condiciones de las obras a través del código urbano”, enunció Rolón; quién afirmó que “el proyecto generará un espacio deportivo y social como los que caracterizan a la zona”.
 
A su vez, Jorge Alvarez comentó a Que Pasa San Isidro: “Nosotros hoy votamos un convenio que determina que cualquier acción a desarrollarse en el Puerto será en el marco de lo que dice el Código de Ordenamiento Municipal, el cual habla específicamente de espacio verde y muy bajo impacto de actividades. Lo cual le pone un límite, que hasta hoy, no existía a cualquier aventura. Lo cual es un paso enorme, que algunos que están obnubilados con la crítica, no leyeron. Además, cualquier proyecto que se presente deberá ser aprobado por el Concejo Deliberante”.
 
El convenio fue aprobado con los votos del possismo, el FPV y UNEN (salvo Libres del Sur que se abstuvo). En contra el Frente Renovador de Durrieu y Gelay, Convocación y Fandiño.