Quinta de Olivos: padres de escuelas bonaerenses reclamaron ante la suspensión de clases presenciales

Durante la mañana de este lunes, y luego de abrazos simbólicos a instituciones, un grupo de padres y alumnos realizan una manifestación frente a la residencia presidencial.

quinta presidencial olivos

La suspensión hasta el próximo 30 de abril de las clases presenciales en conurbano bonaerense y el dictado de clases virtuales dispuesto por el presidente Alberto Fernández con el propósito de bajar los contagios de coronavirus comenzó este lunes y se extenderá por dos semanas. Ante el comienzo de la medida, padres y alumnos de escuelas bonaerenses se manifestaron en su contra frente a la Quinta de Olivos.

Un grupo de padres y alumnos de colegios de la Provincia llegaron desde minutos antes de las 9 a la residencia presidencial, ubicada sobre la avenida Maipú, en el partido de Vicente López, y con pancartas y banderas argentinas pidieron volver a las aulas, tras haber realizado abrazos simbólicos a las instituciones durante la mañana de este lunes.

“Lo que pedimos es un derecho consagrado, es el derecho a poder educarse dignamente, y eso se da cuando los chicos pueden esta en el colegio, no desde una computadora. La muchos chicos que perdieron vínculo con la escuela durante todo el 2020 producto de la modalidad virtual”, dijo Fabiana, una de las madres que se encontraba esta mañana en la movilización.

whatsapp image 2021 04 19 at 9.47.43 am

Por su parte, Miriam, docente de educación inicial, también manifestó las dificultades que tienen los más chicos “para poder vincularse correctamente a través de la compu con los espacios de recreación que generar los jardines” y agregó que “es un claro déficit en su desarrollo no estar llevando a cabo ese vínculo”.

Previo a la movilización en la Quinta de Olivos, padres de instituciones privadas y públicas del conurbano se habían convocado para abrazar simbólicamente a las instituciones que este lunes no abrieron sus puertas. Allí, también sostuvieron que “resulta injustificable que la escuela no esté disponible para recibir a los millones de niños, niñas y adolescentes que la necesitan. En el camino de largos meses de virtualidad quedaron rezagados más de un millón y medio de alumnos”. (VER NOTA)