Por problemas edilicios, los cursos se alternan para tener clases en la Primaria 15 de Virreyes

Hay tres cursos que se rotan para tener clases porque las aulas tienen rajaduras. Desde la segunda semana de marzo están con este problema. Los arreglos empezaron esta semana.

Desde la segunda semana de clases, la Escuela Primaria N°15 de Virreyes Oeste, no tiene clases normalmente: tres aulas tienen rajaduras importantes y no se puede dictar clases en ellas.

Por este motivo los cursos, a partir de 3° grado en adelante, se alternan para tener clases. Lorena, madre de un alumno de la escuela contó a QUE PASA que “estamos con este problema desde la semana siguiente al comienzo de clases. La directora se paró en la puerta y nos dijo a los padres que los chicos iban a empezar a tener clases día por medio porque las aulas estaban rotas”. Desde entonces, su hijo, alumno de 3° grado en el turno  tarde, asiste un día de jornada completa y al día siguiente de 13 a 15 horas.

El concejal Ignacio Álvarez de Unidad Ciudadana visitó la escuela y en diálogo con QUE PASA dijo que: “Lamentablemente hay problemas edilicios en muchas escuelas provinciales. En este caso, fuimos, constatamos la situación y estamos presentando un proyecto para poner en conocimiento a la Provincia y lo puedan resolver cuanto antes”.

Por su parte, ante la consulta de QUE PASA, voceros del Ministerio de Educación de la Provincia confirmaron el problema edilicio del establecimiento e informaron que esta semana comenzaron las obras de reparación de las aulas afectadas. No pudieron precisar el tiempo de obra e informaron que se está implementando un plan de contingencia que establece que los alumnos de 1° y 2° grado tenga clases normalmente, y el resto de los cursos se alternen, teniendo programadas tareas especiales que los alumnos llevan a sus casas, buscando minimizar el impacto de la perdida de horas de clase.

Otros reclamos del edificio

En el mismo edificio donde funciona la primaria 15, también funciona la secundaria N°26 y los padres señalan que no todos los cursos tienen un aula adecuada para el dictado de clases.

“Los alumnos de 6° año, que son un grupo de 9, tienen clases en un salón chiquito, donde  funcionaba la biblioteca. Algunos profesores tuvieron que darles clases en el comedor de primaria o hasta en el patio, porque no se aguanta el calor que hace en el salón” dijo una de las madres a este medio.