Rescatan a cuatro víctimas de trata en Tigre

Cuatro mujeres, víctimas de una red de “trata de personas”, fueron rescatadas por personal la Policía de la Provincia de Buenos Aires que allanó dos inmuebles en la localidad de Don Torcuato, partido de Tigre. 

 

El procedimiento fue encabezado por la Coordinación Departamental de Investigaciones local a raíz de una intensa investigación llevada a cabo en torno a conocerse la existencia de avisos publicados vía internet donde se ofrecían servicios sexuales con jóvenes en la zona de Don Torcuato y Tigre.

Fuentes policiales informaron que como consecuencia del procedimiento fueron detenidas tres personas, acusados de ser los responsables de la explotación sexual de las víctimas.

Las tareas investigativas permitieron establecer la ubicación de dos domicilios donde se prestaban los servicios mencionados, sitos en calle Dante Allighieri al 1200 y en Ruta Provincial 202 al 1200, de ese distrito del norte del Conurbano.

Las labores de los investigadores incluyeron filmaciones y fotografías, con el fin de saber si en estos sitios se encontraban personas menores de edad o en situaciones de trata.

De la observación, los pesquisas pudieron determinar que en todos los casos los sujetos que llegaban al lugar, en vez de llamar al timbre de la puerta, realizaban llamados telefónicos desde la vereda y luego se les abría desde el interior y así ingresaban y permanecían en el lugar por lapsos que variaban entre media y una hora, para luego marcharse.

Por esa razón, se llevaron las pruebas al órgano judicial de intervención, el cual solicitó la orden de allanamiento en ambas locaciones, y arrojaron como resultado tres mujeres detenidas, de entre 23 y 52 años, por ser responsables de la explotación sexual de las cuatro rescatadas.

En uno de los lugares allanados se encontraron a tres mujeres que vestían ropa interior provocativa y batas, como así se observaron varios preservativos y “juguetes” sexuales. En tanto que en el otro inmueble se halló a una cuarta mujer en paños menores y otras tres mujeres con ropas de calle.

Inmediatamente, y según el protocolo de actuación, se realizó la evaluación por parte de personal profesional de la Dirección de Rescate de Personas en Situación de Trata del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, llevada a cabo junto con un equipo de psicólogas, que mantuvo entrevista con las mujeres que se hallaban en ropa interior, en principio, por resultar evidentemente quienes se dedicaban al trabajo sexual.

Los voceros policiales consultados indicaron que el modus operandi de las apresadas consistía en pactar los encuentros sexuales y cobrar las comisiones, razón por la cual las víctimas estaban obligadas a mantener hasta 30 pases diarios, los que se desarrollaban de lunes a domingos en horarios que iniciaban a las 10 y duraba hasta que terminaran con los clientes.

Incluso, las aprehendidas en oportunidades no sólo se quedaban con un porcentaje del dinero recibido sino que multaban a las trabajadoras sexuales y no les pagaban. Además, tanto las víctimas como sus familiares se encontraban bajo constante amenaza contra sus vidas e integridad física.

La causa fue caratulada como “Infracción al Artículo 143 Ter Inciso 4º y 5º del Código Penal (Trata de Personas)” y tomó intervención en la misma la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Trata de Personas del departamento judicial Tigre.