El referente K acusado de abuso apuntó a Máximo y el Cuervo Larroque y los trató de “vigilantes” y “cobardes de escritorio”

En declaraciones publicadas por varios medios, Gustavo Matías, el referente kirchnerista de Vicente López acusado de abuso por una militante, apuntó hacia a las principales figuras de La Cámpora y los acusó de ser cómplices de una “operación”.

Tiempo atrás: Gustavo Matías (derecha) junto a las concejales Molto y Cholakian, y los diputados de La Cámpora Andrés Larroque (nacional) y Lauro Grande (provincial).

Tras las acusaciones realizadas por una militante de La Cámpora, que lo apuntan como abusador, Gustavo Matías, referente kirchnerista de Vicente López, salió a hablar.

Primero fue mediante un comunicado que hizo circular entre la militancia peronista local. En el escrito, hace referencia a la denuncia, y apunta al sector mayoritario que se solidarizó con Sofía Amarillo, la joven militante que lo acusó de llevarla engañada a un hotel alojamiento, en una escena en la que involucra drogas y armas.

“Claramente fui notificado de lo que están hablando desde los teclados, y lo que venía pasando. Los deje hablar sin contestar, porque soy muy democrático, pero llegó el momento que nos digamos las cosas en la cara con el mayor de los respetos, a pesar de que muchos de respeto no saben nada ya. No les importó que tenga hijos chicos, sobrinos y familia. Pero bueno como buen católico perdono y doy oportunidades. Que todo lo que me quieran decir lo digan en un plenario abierto y tenga la oportunidad de defenderme, debatir y aprender también”, exhortó Matías a los referentes locales de las agrupaciones peronistas.

En el comunicado, Matias compara su situación con la de los militantes “entregados” a la dictadura: “Lo que nunca hice fue señalar compañeros, eso se lo dejamos a los que andaban entregando compañeros en la dictadura”. Y cierra la invitación al debate, con un “NI YANKIS, NI MARXISTAS, NI MACHISTAS, NI FEMINISTAS. PERONISTAS”.

VER TAMBIÉN: Entre el “Yo sí te creo” y un repudio génerico: las reacciones ante la denuncia de abuso a un referente kirchnerista de Vicente López

Posteriormente, en declaraciones publicadas por Clarín, Matías fue más explícito y apuntó a quienes hace poco eran sus principales referentes, Máximo Kirchner y el Cuervo Larroque, a quienes trató de “cobardes de escritorio”, y aseguró ser víctima de una operación.

En cuanto a la denuncia, Matías negó todo lo relatado por Amarillo. “Eso que dice nunca pasó. Sólo hicieron un circo mediático. Ni siquiera fueron a la Justicia. Es obvio que es una operación”, se defendió, aunque desde su entorno, tras la denuncia, convalidaron la escena relatada por Amarillo, pero negaron que la joven fuera llevada sin su consentimiento.

Son todas mentiras. A la chica casi ni la conozco. Militó una época con nosotros pero después se fue con su novio, que responde Máximo y al Cuervo. De ahí viene la vendetta, nos quisieron correr de la agrupación de Vicente López y como perdieron, arman este tipo de operaciones”, aseguró Matías.

Máximo estaba al tanto de toda esta opereta. No tiene códigos. A esa chica la usaron para que presente una denuncia falsa en los medios cuando en realidad están pasando una factura interna de La Cámpora”, insistió Matías, volviendo a poner el foco en el hijo de la ex presidenta y principal referente de La Cámpora.

La interna en La Cámpora existe, según confirmaron a Que Pasa distintas fuentes del peronismo local, como también la intención de volver al territorio de un grupo de militantes entre los que se encuentra Amarillo.

Matías fue durante gran parte del Kirchnerismo, el principal referente de La Cámpora local y hace un tiempo pasó a las filas de La Néstor Kirchner (agrupación de Guillermo Moreno), pero en el territorio todos conocen que ambas agrupaciones, como también las concejales, Malena Cholakian (La Néstor Kirchner) como Julieta Molto (La Cámpora), responden a su conducción. Ambas concejales fueron consultadas por Que Pasa al momento de la denuncia, antes de la primera publicación realizada por este medio, pero hasta el momento no han respondido sobre el tema.

En relación a la interna, Matias contó a Clarín: “Hace unos años, rompimos con la Conducción Nacional de La Cámpora. Y esta denuncia es un vuelto de la interna política. Nosotros tenemos varios concejales que saben quien soy. Por eso me defienden y entienden que esto es un pase de facturas de algunos cobardes de La Cámpora”.

Nosotros hacemos política con los pibes de base. No digitamos nada, como ellos, que son vigilantes. Hoy La Cámpora es menos de Franja Morada, no existe. Para ensuciarme, se convirtieron en nazistas, con eso de que miente miente que algo quedará”, continuó el referente, diferenciándose.

“Yo sé cómo hablar en la sede de Matheu (del PJ). Soy peronista y todos los 24 vamos a la plaza. No sé si se animarán a ir, pero yo siempre estoy. Y si nos cruzamos, vamos a ver si me pueden sostener la mirada”, concluyó.