Un vecino de San Martín mató a un hombre que quiso robarle e hirió a su cómplice

Fue en la localidad de Billinghurst, luego de que fuera abordado a metros de su casa. Uno de los sujetos que intentó asaltarlo falleció en el acto, y el otro se encuentra internado.

La vida de Leonardo David Iriarte cambió para siempre este martes. Estaba junto a su familia cuando tres hombres lo asaltaron y se defendió a los tiros. Ocurrió a metros de su casa de la localidad de Billinghurst, en el partido de San Martín. Él tiene 35 años y trabaja en el rubro de la informática.

En su afán por defender a su esposa y a sus tres hijos menores de edad, el hombre mató a un delincuente hirió de gravedad a otro, mientras que el tercero se escapó y está prófugo. La violenta escena se dio por la tarde del martes, entre la camioneta de la familia y su casa, ubicada en la calle Almeyra al 3200, a metros del cruce con Bosch.

Vecinos de San Martín aseguraron que la familia vive desde hace muchos años en la zona e incluso le contaron a TN que otros parientes también residen en el barrio. “Es un amigo nuestro, una buena persona, que se la pasa trabajando. El más grande de sus hijos tiene solo 8 años. Queremos saber cómo están ellos, pero no nos dejan pasar”, contó una mujer en la esquina de la casa.

Su familia está compuesta por su mujer, que trabaja como maestra jardinera, y sus tres hijos: un bebé y dos chicos de 4 y 8 años. Fue a quienes intentó defender cuando atinó a sacar la pistola Bersa 9 milímetros de la cual tiene la habilitación correspondiente para su tenencia y portación.

El hombre, que trabaja como técnico electrónico, llegó a disparar 12 veces y la Policía Científica constató que su camioneta, una Chery Tiggo 3 de color gris, recibió ocho impactos de bala durante el enfrentamiento.

Por la escena de extrema violencia de la que fue testigo, la familia está siendo atendida por psicólogos dispuestos por el municipio. Además, la fiscal Gabriela Disnan no ordenó la detención de Iriarte, pero este miércoles le tomará declaración en sede judicial. Por las características del hecho, en especial teniendo en cuenta que la familia fue atacada por tres personas armadas, la reacción del hombre encuadraría en la legítima defensa.

FUENTE: TN