Robo comando en Tigre: Se llevaron $6.000.000 en perfumes

El hecho ocurrió en la fábrica Craftmen de General Pacheco. Se investiga cuántas personas participaron en el hecho. Entraron Desde la empresa sostienen que los ladrones contaban con información sobre la carga. Entraron por un boquete en un jardín de infantes lindero al predio.

Llegaron con dos camiones vacíos. Dos horas después, se fueron con $6 millones en mercadería. Lo que desde afuera pudo ser visto como una maniobra de logística, en realidad se trató de un robo a una empresa de perfumes. Para continuar con la farsa hasta el final, antes de irse los ladrones cerraron las puertas del lugar.

El robo ocurrió en Constituyentes al 2100 -ex Ruta 9-, en General Pacheco, en el partido de Tigre alrededor de las 3 de la mañana del pasado jueves. Toda la secuencia quedó grabada por las cámaras de seguridad de la empresa y gracias a las imágenes, los dueños descubrieron que los asaltantes inhibieron las alarmas del depósito para no ser descubiertos. Luego, se movieron tranquilos y se tomaron dos horas para vaciarlo.

El objetivo fue el depósito de la empresa Craftmen S.A., que comercializa la marca Bless Lovely Life. Los ladrones aparentemente sabían que el botín era de alto valor, pero los dueños de la empresa sostienen que por las características del producto “es muy difícil de colocar si fue robado”.

La secuencia comenzó cerca de las 3.30 del jueves cuando al menos dos asaltantes ingresaron por el fondo del depósito, que da a un colegio. La principal hipótesis es que usaron inhibidores de alarma para ir desactivando de a uno los sensores hasta poder desconectar la central por completo.

En el video grabado por las cámaras se ve cómo a las 3.35 dos delincuentes abren la persiana desde adentro del local y con un corta candados van hasta el portón de entrada para darle ingreso a los camiones, en los que había entre 8 y 10 cómplices.

Vídeo: La Nación +

Con el acceso libre, los camiones ingresaron marcha atrás al galpón y entre todos los delincuentes empezaron a cargar las cajas con perfumes a mano. “Tardaron dos horas. Si hubieran usado el apilador semi eléctrico que tenemos, hubieran tardado dos minutos”, dijo a Clarín Norberto Semanara, uno de los dueños de la empresa. Por eso sospechan que los delincuentes no conocían el movimiento interno.

“Somos una somos una Pyme de perfumería. Exportamos a Paraguay y vendemos en Argentina en las principales cadenas de farmacias y perfumerías”, dijo Semanara.

El robo, dijo el empresario, “golpeó fuerte a la compañía” ya que “la empresa no contaba con seguro contra robo”. Por eso, los damnificados apuestan a poder recuperar la mercadería. “Nuestro productor de seguros nos dijo que como estábamos ubicados sobre la ex Ruta 9, a una cuadra de un barrio privado, que en Tigre hay cámaras por todos lados, y que estamos cerca del frigorífico Rioplatense, no necesitábamos seguro contra robo y por eso solo teníamos contra incendio”, lamentó Semanara.

“Diciembre es el mes más fuerte de ventas en una de las principales farmacias de Capital, que vende 18 mil productos en todas sus sucursales. Lo que nos robaron equivale a 6 diciembre para nosotros”, afirmó el empresario.

Tras la denuncia del robo, los investigadores revisaron las cámaras de seguridad municipales y comprobaron que, cuando se fueron con los perfumes, los ladrones pasaron por la puerta de una comisaría y siguieron en dirección hacia la Avenida Henry Ford. Luego, cruzaron Panamericana hacia Malvinas Argentinas.

“Es una mercadería muy difícil para ubicar. Si se sabe que es robada, incomoda al posible comprador”, señaló el damnificado.

Algo que llamó la atención a los dueños de la empresa es que entre el 17 y el 25 de diciembre pasado, las alarmas de la empresa se activaron todos los días alrededor de las 3 de la madrugada. “Sonaba, mirábamos por la cámara y no veíamos a nadie. La volvíamos a conectar y después no pasaba nada. Pensamos que podían ser ratas y hasta compramos veneno. Ahora sospechamos que en realidad hicieron inteligencia previa para ver dónde estaban los sensores y cuánto tardaba la Policía en venir” dijo el dueño.

El caso es investigado por el fiscal Jorge Nocetti, a cargo de la UFI descentralizada de Pacheco, y la DDI Tigre.