Con el “cuento del tío” le robaron 30 mil dólares a una médica de 90 años en Vicente López

Ocurrió en la localidad de Olivos, cuando por un falso llamado la mujer fue inducida a retirar sus ahorros del banco. Luego, la asaltaron de regreso a su casa.

Robo Cuento Tio Medica Olivos Vicente Lopez

Una médica pediatra de 90 años fue víctima de una banda que con el denominado “cuento del tío” la llamó para decirle que en septiembre los bancos no le iban a permitir retirar dólares, por lo que la mujer fue a su caja de seguridad y cuando la pasaron a buscar en un remís, le robaron los 30.000 dólares y las joyas que había retirado.

El hecho ocurrió el lunes al mediodía cuando la víctima, recibió en su domicilio particular un llamado de parte de una supuesta amiga suya. “Desde el 1 de septiembre el Gobierno no va a permitir que se puedan extraer dólares de los bancos”, fue la farsa que le dijeron, según señalaron fuentes de la investigación a Télam.

Como sólo le quedaban 24 horas, la supuesta amiga le dijo que debía ir al banco a retirar todos sus ahorros y que para ello le iba a mandar un remisero de confianza para el traslado.

Según las fuentes, ese supuesto remís, del que la víctima sólo recuerda que era un auto gris, pasó a buscarla por su casa, ubicada en la calle Alberdi al 1500 en la localidad de Olivos, partido de Vicente López.

Desde allí, el falso remisero llevó a la pediatra hasta la sucursal bancaria de la que es clienta, el HSBC de avenida Maipú 400, en la vecina localidad de Florida, donde la mujer accedió a su caja de seguridad y retiró todo lo que tenía: 30.000 dólares de sus ahorros y una serie de alhajas.

Cuando salió del banco, la mujer se subió al mismo auto con el fin de dirigirse nuevamente a su domicilio de Olivos, pero el chofer se pasó algunas cuadras cuadras y detuvo su marcha en el cruce de las calles Pelliza y Córdoba, donde apareció un segundo vehículo, del cual descendió un hombre que obligó a la médica de 90 años a bajarse del supuesto remís y dejar la cartera donde había guardado las joyas y los 30.000 dólares.

Ese hombre se subió al falso remís y los dos autos escaparon del lugar, sin que hasta esta mañana hayan podido ser identificados los vehículos ni los autores de la estafa.

El caso fue denunciado por la víctima y la causa quedó en manos del fiscal Martín Gómez, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Vicente López Este.

El fiscal ya puso a trabajar en la pesquisa a la Subdelegación de Investigaciones (Sub DDI) de Vicente López, cuyos detectives le tomaron una primera declaración a la víctima y comenzaron a hacer el relevamiento de cámaras de seguridad tanto municipales, como las del banco y las privadas que sirvan para tratar de identificar los autos involucrados y a los autores de la estafa.

El fiscal también solicitó a la compañía telefónica de la línea de la víctima el listado de llamados entrantes, con el fin de identificar la línea desde donde se inició el “cuento del tío”.

“Son casos difíciles porque este tipo de estafas suelen ser cometidas por personas que utilizan chips de bolseros o de líneas prepagas cuya titularidad es complicada comprobar y que descartan en el momento. Esperamos tener algún resultado con el análisis de las cámaras”, confió a Télam un investigador judicial.