“Rojo”: ensayo social teñido de simbología

Todas las semanas vemos una película y te la contamos. Esta semana “Rojo” de Benjamín Naishtat (Argentina).

Rojo-Benjamín-Naishtat

El jueves pasado llegó a nuestras salas una película que viene de cosechar varios galardones en el festival de San Sebastián. El film fue noticia además porque al recibir el premio a la mejor dirección, Naishtat aprovechó para mostrar su descontento con la política cultural en nuestro país, en especial con la situación actual de vaciamiento que atraviesa nuestro cine. Rojo plantea una relectura crítica de nuestra historia y establece, según sus autores, una alerta sobre las tendencias políticas y económicas a las que se encamina latinoamérica.

La película no es un relato clásico, presenta una fusión de géneros y estilos. Dario Grandineti es el protagonista de una trama llena de ambigüedad y misterio. La acción se desarrolla en un pueblo argentino durante el año 1975 en pleno apogeo de la Triple A, mientras avanza paulatinamente el olor a la inminente dictadura. Con escenas inquietantes, la película desnuda las miserias de la clase media argentina y sus conductas que se encaminan hacia el fascismo. La degradación de la sociedad se refleja en la crisis del sistema de valores (la educación, la moral, la religión). Rojo pretende ser entonces un ensayo fílmico sobre la latente posibilidad de dictadura en una sociedad, un reflejo del alma humana en donde el color rojo se expresa como elemento visual y simbólico. La puesta en escena remite además al cine moderno de los años 70: Naishtat filma con largos y dramáticos zooms, genera disonancia en la banda sonora y discontinuidad en la relación causal del relato.

Además de cierta herencia del cine de Hitchcock, sobre todo en los primeros minutos del film, es notable la influencia del cine de Antonioni, en especial de El eclipse (1962) y El desierto rojo (1964). En esta última película el director italiano también utilizaba el color rojo, aumentando el dramatismo y la potencia simbólica de los estados emocionales de los personajes. Siguiendo a Matisse: “Para un mismo objeto no existe un color fijo. Los azules no son siempre el cielo ni los verdes siempre árboles”.

[vc_custom_heading text=”VOY:Voy si me interesan las posibilidades expresivas de una película.” font_container=”tag:h2|font_size:20|text_align:left|color:%233bba18|line_height:1″ css_animation=”bounceInRight”][vc_custom_heading text=”No voy si quiero salir del cine con menos preguntas que respuestas.” font_container=”tag:h2|font_size:20|text_align:left|color:%23b72424|line_height:1″ css_animation=”bounceInLeft”]

HORARIOS SHOWCASE