Se rompió el bloque del FpV en Diputados

Una docena de legisladores se alejaron de la bancada y conformaron el "Bloque Justicialista", aunque no descartan la posibilidad de elevar el número a 15. Por lo que Cambiemos podría llegar al quórum sin necesidad de negociar con el FPV.

La escisión fue anunciada tras una reunión que se llevó a cabo en la sede del Sindicato de Peones de Taxi, en la que el sindicalista Omar Viviani ofició como anfitrión. También estuvo Ricardo Pignanelli, titular de Smata.

La importancia del anuncio radica en que el movimiento impulsado por Juan Manuel Urtubey y Diego Bossio provocará que el FpV deje de ser la primera minoría parlamentaria: este espacio tenía un número total de 95 legisladores que ahora se reducirá a 80, contra los 92 bancas que responden a Cambiemos. Si a este número del oficialismo se le suman los 35 diputados del massismo y los 15 que se despegaron del kirchnerismo. En otras palabras, el gobierno podría lograr quórum sin tener que negociar ante el FpV.

Los legisladores que abandonaron las filas del kirchnerismo son Diego Bossio, Oscar Romero, Carlos Rubin, Evita Isa, Pablo Kosiner, Javier David, Guillermo Snopek, Néstor Tomassi, Héctor Tentor, Rubén Miranda, Gustavo Martínez Campos y Teresita Madera.

“Nuestro objetivo fundamental será defender la vida en democracia, bregar por la paz social, arbitrar los medios para lograr acuerdos sociales, políticos e institucionales para la gobernabilidad de las provincias y el país”, dice el documento fundante del nuevo bloque.

Distintos medios no descartan que el desprendimiento podría elevarse a 15 diputados, cuando se defina la situación de tres legisladores cuya posición está en duda.

“Seguiremos defendiendo los logros de la etapa que pasó, ello es parte de nuestro compromiso con todos los argentinos”, enfatiza el texto.

Por su parte, la kirchnerista Juliana Di Tullio criticó las actitudes y sustuvo “Que 12 ex compañeros le den la posibilidad al Gobierno de Macri de tener quórum en una pésima noticia para los que representamos el 49 por ciento que no votó a este gobierno. Bossio le hace el juego político al ajuste”.