San Martín: Dos secuestros en el mismo barrio en menos de diez horas

Ocurrieron en la localidad de Villa Lynch, y tuvieron como víctimas a dos empresarios de la zona. En ambos caso, los familiares debieron pagar rescates para su liberación.

Otro empresario de la localidad bonaerense de Villa Lynch fue secuestrado por una banda que lo tuvo cautivo seis horas y lo liberó tras cobrar más de 300.000 pesos de rescate, en un hecho ocurrido apenas siete horas después y a sólo diez cuadras del secuestro extorsivo que sufrió el dueño de una fábrica textil de San Martín.

Las fuentes dijeron que el hecho se inició en la calle Perseverancia al 4500 de Villa Lynch, cuando Luis Alberto Martínez Barreiro (57), dueño de “Envitap S.A.”, una fábrica de envases y frascos para medicamentos, se retiraba de la empresa.

Martínez Barreiro subió a su auto Audi A3 blanco, que había dejado estacionado sobre la vereda de la fábrica, y al iniciar el desplazamiento hacia la calle para regresar a su casa, fue interceptado por al menos tres delincuentes que se movilizaban en una camioneta Ford EcoSport gris.

Uno de los captores lo encañonó, lo bajó del auto, lo subió a la camioneta y se lo llevaron cautivo, mientras que uno de los delincuentes se llevó del lugar el Audi que luego apareció abandonado en la localidad de Villa Bosch, partido de Tres de Febrero.

Una hora después de capturarlo, los secuestradores iniciaron las llamadas extorsivas y se pusieron en contacto con el hermano gemelo de la víctima, quien inició las negociaciones por el lado de la familia.

La Policía se enteró del secuestro y actuó de oficio porque un vecino vio el momento de la captura y avisó al 911, por lo que de inmediato intervinieron los detectives antisecuestros de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de San Martín, y el fiscal federal de ese partido bonaerense, Jorge Sica.

Estos investigadores habían estado trabajando hasta siete horas antes en el secuestro extorsivo del otro empresario de Villa Lynch.

La banda pidió inicialmente medio millón de pesos como rescate, pero las negociaciones se extendieron y ya en horas de la noche los delincuentes aceptaron los 20.000 dólares y 20.000 pesos que ofrecía la familia, lo que tomando el dólar a 14,50, son 310.000 pesos.

Tanto el pago como la liberación de la víctima se registraron en la localidad bonaerense de Pablo Podestá, partido de Tres de Febrero, donde el empresario apareció sano y salvo.

Este secuestro ocurrió sólo a diez cuadras y siete horas después de que el dueño de una textil de Villa Lynch fuera secuestrado por una banda que cobró como rescate 10.000 dólares.

El fiscal federal Sica analizaba si ambos hechos pudieron haber sido cometidos por los mismos secuestradores, pero más allá de la cercanía y que en los dos casos empezaron pidiendo medio millón de pesos de rescate, aún no había otro elemento objetivo para vincularlos, según confiaron fuentes judiciales.

El otro hecho se inició en la calle República del Líbano al 700 de la mencionada localidad del partido de San Martín donde el empresario textil circulaba en su auto BMW 328 azul. El hombre, de 73 años, fue interceptado por al menos dos delincuentes que se bajaron de un auto Honda Civic negro y se lo llevaron cautivo.

Los secuestradores iniciaron los llamados extorsivos y la propia empresa textil le comunicó a la Policía lo que sucedía, aunque justo en el momento en el que se iba a pagar el rescate.

El pago de los 10.000 dólares de rescate se efectuó en la colectora de la Autopista del Oeste, a la altura de Ciudadela, partido de Tres de Febrero que fue bautizada por fuentes judiciales como “el cajero de los secuestradores” por la gran cantidad de rescates que allí se pagan.

Tras dos horas de cautiverio, la víctima fue liberada sana y salva en la bajada Dolores Prats del mismo Acceso Oeste, a la altura de El Palomar, partido de Morón.

 

Fuente: Télam