La Justicia sancionó a los padres que agredieron a la auxiliar de una escuela de Benavídez

Los agresores, Marcelo Lobo y Juana González deberán cumplir 60 horas de trabajo comunitario y abonar una multa económica, de acuerdo a lo que informa el fallo judicial.

El Juzgado de Paz de Tigre, a cargo del Juez Alberto Raúl Wagener, sancionó a Marcelo Lobo y Juana González, los padres que agredieron a la auxiliar docente de la Escuela N° 5 de Benavídez. Lobo y González deberán cumplir 60 horas de trabajo comunitario y abonar una multa económica por “increpar y atacar físicamente” a Miriam Rivero.

Los hechos tuvieron lugar el 10 de noviembre de 2017, cuando Rivero cumplía sus funciones dentro de la institución. En ese momento, de acuerdo a lo que relataron los testigos del hecho en su momento, un alumno ingresó a la misma estando cerrada la puerta de entrada, por lo que la auxiliar le llamó la atención.

González, madre del alumno, le reclamó su actitud a la auxiliar docente y luego volvió al lugar acompañada del padre del menor, Lobo. Ambos increparon a Rivero y la agredieron físicamente, acusándola de haber maltratado al menor.

Al conocerse el caso, el intendente de Tigre, Julio Zamora, presentó una denuncia ante el Juzgado de Paz de Tigre, por las agresiones de los padres a la trabajadora educativa. En el escrito, solicitó que se arreste a los padres del alumno. Sin embargo, la Justicia definió suspender el juicio a prueba, con el objeto de que ambos acusados realicen una actividad sustitutiva.

De esta manera, se impuso “la realización de trabajos para la comunidad no remunerados fuera de los horarios habituales de sus respectivas actividades laborales a favor de la institución que el Patronato de Presos y Liberados de la jurisdicción de su domicilio designe, por un lapso de 60 horas a razón de 3 horas diarias”. A su vez, los imputados deberán abonar el importe de la Tasa de Actuación Judicial que fija la Ley impositiva.