Scioli y Macri cerraron sus campañas en Vicente López

El evento del precandidato del Frente para la Victoria (FpV) comenzó minutos antes de las 19 horas en el predio de Tecnópolis, ubicado en Villa Martelli, mientras que el PRO cerró campaña en el Centro Asturiano de Vicente López, a partir de las 20 horas. El próximo fin de semana se definirán quiénes serán los candidatos a presidente que competirán en octubre para suceder a la actual mandataria, Cristina Fernández de Kirchner.

 

El candidato presidencial por el Frente para la Victoria, Daniel Scioli, y su compañero de fórmula, Carlos Zannini, cerraron ayer por la noche la campaña de cara a las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias del próximo domingo, con un acto en el predio de Tecnópolis. Scioli pronunció el discurso ante una multitud congregada en el Pabellón del Bicentenario de Tecnópolis, y se comprometió a llevar adelante “una agenda de desarrollo nacional” bajo la premisa de “producir cada vez más para que cada argentino pueda vivir mejor”, porque “tierra, techo y trabajo son derechos sagrados”. En el lugar estuvieron presentes gobernadores, intendentes, legisladores, dirigentes sindicales y militantes del Frente para la Victoria (FpV).

Para esto, Scioli destacó la importancia de la inversiones, habló de “desendeudamiento social y económico”, y manifestó que buscará ser “el presidente de la reindustrialización”, porque la inversión será lo que permita “aumentar en nivel adquisitivo, bajar aún más la inflación, construir más caminos, hospitales, escuelas y viviendas”.

“Tengo toda la voluntad y la experiencia para encarar estos proyectos. Esta fortaleza anímica forjada en las adversidades es para enfrentar los retos que se nos presentan. Tengo más fe y esperanza que nunca, en todos y cada uno de ustedes y en cada uno de los argentinos”, lanzó en otra alusión al accidente de lancha que sufrió años atrás.

“Es un orgullo que mi precandidato a vice sea un hombre como Carlos Zannini. Gracias Carlos, por tu acompañamiento”, agregó, dirigiéndose a su compañero de fórmula. También mencionó a cada uno de los gobernadores kirchneristas, que se mostraron en el lugar: “Gracias a mis amigos gobernadores”, dijo y mencionó a Juan Manuel Urtubey, de Salta, y a Maurice Closs, de Misiones, entre otros, asegurando que “son la mayor demostración de mi compromiso con la Argentina profunda”.

Además, el actual gobernador de la provincia de Buenos Aires destacó la importancia de la ciencia y la tecnología al servicio de la industrialización y las oportunidades de los grupos en situación de vulnerabilidad social: “así vamos a alcanzar las nuevas fronteras en investigación y en calidad de empleo, para ampliar el uso de energías renovables y recuperar la soberanía energética”.

“A los indecisos los convocamos a votar a favor, los convoco para adelante, por esta agenda del desarrollo argentino, que no sea siempre volver a empezar”, finalizó Scioli, acompañado también por su esposa, Karina Rabolini.

Por el lado del PRO, ayer por la noche María Eugenia Vidal fue parte del cierre de su jefe político y precandidato a presidente, Mauricio Macri. El cierre quedó en familia: Mauricio estará acompañado por su primo, el intendente de Vicente López, Jorge Macri. También estuvieron presentes Gabriela Michetti, precandidata a vicepresidenta, Guillermo Montenegro, precandidato a intendente de San Isidro, entre otros integrantes del frente Cambiemos.

El cierre en Vicente López se dió luego de una recorrida por San Martín y San Fernando, en la que, como sucedió en las últimas semanas, priorizaron entablar diálogos con los vecinos. Desde allí el macrismo se dirigió al Centro Asturiano de Vicente López, donde el precandidato presidencial por el Frente Cambiemos arengó a los propios para “cuidar los votos”, en un discurso que comenzó pasadas las 20 horas, enfatizando que “esto que hoy pasa acá, pasa también en toda la Argentina”.

Macri puso insistencia en la “sana rebeldía” de los argentinos y repitió algunas frases que lo acompañaron durante toda su campaña: “podemos más, podemos vivir mejor, aspiramos a un cambio en la calidad de convivencia entre quien gobierna y su gente, y no queremos más de que quien gana una elección se sienta el dueño del Estado”. Además, envió un mensaje a los encargados de la fiscalización, dirigiéndose a un joven que se encontraba entre la gente: “que te extrañen el sábado por la noche, no vayas al boliche, tenemos que levantarnos a las seis de la mañana, llegar a las siete a la escuela con simpatía y alegría, y decir ‘muchachos, venimos acá a contar los votos'”, señaló Macri, mientras que alguien del público le recordaba al precandidato presidencial la existencia de la veda electoral.

“Queremos un gobierno que nos ayude a realizar los sueños, no que nos dé pesadillas como nos pasa hoy”, sostuvo, e ironizó sobre la presidenta Cristina Fernández de Kirchner: “Por más de que haga cadenas nacionales no va a tener razón”, dijo, y añadió que “nos enseñó que no hay que obsesionarse con reescribir la historia porque no construye el futuro, sino que hay que construir el presente para mejorar el futuro”.

“Siento que estamos en el comienzo de una etapa distinta y maravillosa en la que vamos a capitalizar todas las experiencias del pasado, y hemos entendido que nuestro futuro se juega hoy; y que no es verdad que lo mejor que tiene Argentina es Vaca Muerta o el campo, que es muy valioso, pero lo mejor que tiene este país es su gente: son ustedes y por eso decidimos apostar a nosotros mismos”, finalizó.

Mauricio Macri disputará en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) la candidatura presidencial en la interna del Frente Cambiemos, integrado por el PRO, la Unión Cívica Radical (UCR), que lleva al senador mendocino Ernesto Sanz como precandidato, y la Coalición Cívica, que hace lo propio con la diputada chaqueña Elisa Carrió.