Ojo con el celular en vacaciones

El uso de redes sociales, YouTube y correo en el extranjero puede generar facturas exorbitantes

Los smartphones son pequeñas computadoras de bolsillo que no sólo pueden conectarse a Internet por medio de Wi-Fi, como una notebook, sino también mediante el plan de datos móviles. Mientras estás en el área de cobertura de tu compañía telefónica, los costos se mantienen dentro de lo que pactaste al contratar la línea. Pero cuando viajás al extranjero, el operador sigue ofreciéndote conexión celular con Internet mediante acuerdos con telefónicas de otros países. Eso se llama itinerancia de datos y, va de suyo, los costos son mucho mayores.
La primera medida, pues, para que al regreso no nos reciba una factura exorbitante es desactivar la itinerancia de datos en la configuración del smartphone. Nuestro mejor consejo, para evitar que un error de software pase por alto esta restricción, es desactivar también los datos móviles. Pero esto es sólo el principio. Hay muchos otros trucos y las telefónicas ofrecen planes especiales para viajeros.
Nélida se llevó una desagradable sorpresa cuando se enteró de que la última factura telefónica de su móvil corporativo era de 15.000 pesos. Ella tiene 34 años, trabaja en una multinacional y viaja con frecuencia por razones laborales. Antes de cada viaje su empresa contrata un plan de llamadas y datos acorde con el país y la estada que realizará. Además, para no gastar tanto, configura su equipo para que las aplicaciones no se actualicen automáticamente y usa Skype.
En un viaje reciente tomó los mismos recaudos de siempre, de Estados Unidos se fue a Canadá. “En mi empresa olvidaron avisarle al operador que iba a Canadá y como no estaban incluidos los gastos de ese país a mi regreso llegó una factura de $ 15.000 por los consumos de datos y tres llamadas que hice durante mis tres días en Canadá”, dice aún asombrada.
La anécdota de Natalia también demuestra cómo un simple error puede provocar grandes gastos de telefonía celular. “En 2012 viajé a Uruguay y compré un paquete de minutos y mensajes de texto para evitar grandes gastos -dice esta profesora de inglés de 37 años-. En 2013 cuando fui a Chile hice lo mismo, pero tuve problemas con el uso de Internet. Cuando llamé a la operadora para consultar cómo desactivar los datos me dieron una respuesta confusa. No obstante, un amigo que había viajado me ayudó a configurarlo.
Desactivé los datos y dejé sólo Wi-Fi. Pero los últimos tres días de mi estada se cortó Internet en el hotel donde estábamos y no nos avisaron. Aparentemente no hice correctamente la configuración y esos días se bajaron datos sin que me diera cuenta. Como resultado me vino una factura de 1000 pesos.” Desde entonces, mientras está en el exterior chequea los consumos online.
En abril de 2013 Mariana, una licenciada en Filosofía de 50 años, fue a Ecuador a visitar a una prima y, de allí, a Miami para ver a su sobrina. Antes de salir del país contrató un plan que por 100 dólares incluía minutos salientes, minutos entrantes y cierta cantidad de consumo de datos.
“En todo mi viaje no pude comunicarme con nadie. Probé de todas las formas posibles, con códigos, sin códigos…, pero siempre la misma grabación repetía que no podía comunicarme con ese número. Cuando llegué al aeropuerto de Miami no pude avisarle a mi sobrina dónde estaba porque el celular no funcionaba y tuve que tomar un taxi que me costó 67 dólares. Cuando volví, la compañía telefónica me dijo que AT&T no registraba ningún inconveniente y que debía realizar el pago completo. Me sentí estafada”, asegura.
Estos casos no son aislados, pero no hay que desesperar; para que esto no suceda sólo es necesario tomar ciertos recaudos.

ANTES DE VIAJAR

El primer paso es controlar o desactivar los datos. Se puede realizar desde la configuración del equipo y dependerá del modelo de smartphone. En la Web de las operadoras suelen estar los manuales de los equipos más vendidos; si no lo encuentran pueden llamar a atención al cliente.
También es importante desactivar las actualizaciones automáticas de las aplicaciones, que normalmente involucran mucho consumo de datos. “Antes de salir del país los clientes deberán configurar correctamente la red móvil 3G para evitar costos adicionales”, agregan desde Personal.
Además es muy importante saber qué bandas de frecuencia utiliza el país al que se viaja, y si éstas son compatibles con el equipo que se lleva.
Hay que chequear qué prefijo internacional tiene el país o países a los que llamará desde el extranjero y el número internacional de salida del país al que el cliente viaja.

DETRÁS DEL ROAMING

Antes de viajar es fundamental, también, consultar las tarifas de roaming del operador con el país de destino. “El roaming o itinerancia es el servicio que le permite usar su teléfono celular aun cuando se encuentra fuera del área de cobertura de su operador local. Esto es posible gracias a los acuerdos entre operadores de diferentes países.
Las tarifas dependerán de la compañía que le brinde el servicio y de cuál sea el lugar de destino. Las páginas Web y los números de atención al cliente suelen brindar esta información; hay que asegurarse de conocerla con anticipación, confirmando la vigencia de las tarifas y si éstas corresponden al plan contratado”, sugiere Gustavo Manzella, CEO de Holasim, empresa que ofrece chips que pueden utilizarse en cualquier estándar de telefonía GSM.
Otro punto que destaca el CEO de Holasim es que cuando alguien llame a un móvil que está en el exterior, desde la Argentina, quien hace la llamada sólo paga el costo de la llamada nacional, mientras que la persona que está en el exterior pagará el resto del importe por la comunicación internacional. “Esté atento no sólo a las llamadas que realiza, sino también a las que recibe”, sugiere.
Ojo, las llamadas que se realicen para chequear los mensajes de voz desde el exterior también tienen costo. En el caso de Claro y Movistar es igual a la llamada internacional del lugar donde se encuentre el viajero. Para poder escuchar los mensajes, los clientes de Claro deben llamar al número +5491158542747 o al *2747. Los de Movistar, al *555.
En Personal el valor de esta comunicación es de 0,35 centavos de dólar por minuto + impuestos para llamadas desde Uruguay y 1 dólar por minuto + impuestos para el resto del mundo para clientes con factura. Podrán hacerlo llamando al *555 y desde algunos países deberán marcar un número más extenso que se comunica a los clientes vía SMS al llegar a destino.

PROPUESTAS

En esta época del año, las compañías celulares ofrecen promos para que sus clientes utilicen mientras viajan. Claro acaba de lanzar su programa Viajero Frecuente para los clientes de abono libre. Éste permite navegar, llamar y enviar mensajes en más de 160 países con tarifas especiales que permiten ahorrar hasta un 40%, dependiendo del destino. Para poder acceder a este servicio el cliente deberá abonar un monto de suscripción, por única vez, que es de 40 dólares.
Desde Movistar ofrecen Internet Móvil por 6,99 dólares finales todo el día, uses lo que uses, en todo el mundo. Este servicio se activa automáticamente cuando el usuario se conecta, puede hacerlo desde una tablet, un módem o un celular y se cobrará sólo los días que se utilice Internet.
Personal ofrece a sus clientes con factura una nueva tarifa para el uso del servicio de datos en el exterior, por bloques diarios según la zona donde realice su viaje y los packs de servicios, que incluyen SMS, minutos o datos.
Hay, además, una serie de trucos para ahorrar. Conectarse esporádicamente, en forma manual, para bajar los mensajes es una opción. Para las llamadas internacionales, si hay Wi-Fi, Skype es una buena alternativa. WhatsApp resulta muy conveniente, incluso por el plan de datos, porque consume muy poco. Pero cuidado, no hay que enviar mensajes de voz, fotos o videos, que consumen muchos datos.
Los mensajes de texto entrantes suelen ser gratuitos, así es que pueden recibirse sin miedo.
“Una buena opción para evitar los altos costos de roaming es alquilar, antes de partir, un equipo con línea internacional. Ésta se paga por lo consumido, al regresar del viaje. Suelen tener precios muy inferiores a los del roaming tradicional. Esta solución es especialmente útil para quienes necesitan seguir disponibles en su número de teléfono porque permite derivar las llamadas a la línea internacional con costos mucho menores”, dice Manzella.
Otra alternativa para turistas y viajeros ocasionales es comprar un chip con servicio prepago, que se coloca en reemplazo del chip original del teléfono y se remueve al regresar del viaje. Los chips traen una carga de minutos para hablar, mensajes y megabytes para navegar. “Entre otras ventajas permiten tener controlado el gasto. Además, las llamadas entrantes son gratuitas mientras que las tarifas de llamadas, SMS y datos son mucho más económicas posibilitando ahorros de alrededor del 70% en las comunicaciones”, resume el CEO de Holasim.
En general, sin embargo, alcanza con revisar las páginas de las telefónicas con información sobre romaing. El sitio de Claro al respecto está en www.claro.com.ar/roaming roaming; el de Movistar,www.movistar.com.ar/roaming , y el de Personal, www.personal.com.ar/internacional.html

ALGUNOS PLANES DE LOS OPERADORES DE LA ARGENTINA

  • Claro
    Con el plan Viajero Frecuente de esta compañía, el megabyte en Estados Unidos cuesta 1 dólar final. Si se transfieren o reciben 100 MB, la comunicación costará 100 dólares. Sin el plan Viajero Frecuente ese costo sería de 300 dólares
  • Movistar
    Hacer 10 llamadas de 6 minutos desde Italia con esta empresa costaría 100 dólares (US$ 1,67 el minuto), contratando dos paquetes Resto del Mundo de 30 minutos, a 50 dólares cada uno. Este valor podría incrementarse un 60% sin este plan. Además, Movistar regala la misma cantidad de minutos contratados con el plan para usarse en la Argentina
  • Personal
    Esta compañía ofrece, a sus clientes con factura, un paquete que incluye 30 minutos de llamadas (15 minutos de recibidas y 15 de emitidas) a Uruguay a un valor de $ 25 más impuestos. Para clientes con tarjeta o abono fijo el monto asciende a $ 39 más impuestos.