Tigre: aprueban exenciones y descuentos de tasas para el transporte fluvial, comercios no esenciales y establecimientos educativos

El Concejo Deliberante aprobó por unanimidad una ordenanza para otorgar beneficios impositivos a sectores afectados por la pandemia por un plazo de 120 días.

Concejo Deliberante Hcd Tigre

El HCD de Tigre aprobó un proyecto de ordenanza que contempla una serie de beneficios fiscales para sectores comerciales y educativos que vieron afectada su capacidad contributiva producto de las restricciones aplicadas por el emergencia sanitaria en el marco de la pandemia por el coronavirus.

En la ordenanza, que fue votada por unanimidad, confluyen tres proyectos, de los cuales dos habían sido presentados por el Frente Renovador – Todos, y el restante por Juntos por el Cambio. Las iniciativas de los ediles massistas Rodrigo Álvarez y Sandra Rossi, hacían eje en eximiciones y descuentos para el transporte fluvial y comercios no esenciales, mientras que la presentada por Segundo Cernadas refería a estos beneficios para establecimientos educativos.

Para el sector del Transporte Fluvial de Pasajeros se exime del 100% del pago de las tasas que gravan la actividad por un período de 120 días, supeditado al cumplimiento por parte de las sociedades controlantes de la preservación de las fuentes de trabajo y condiciones contractuales laborales existentes. Además, se destina la recaudación de las Tasas Municipales por Fondeaderos para aliviar los gastos de las empresas.

Por otro lado se establece un régimen de beneficios fiscales del 100% por 120 días para aquellas actividades limitadas en el orden de su giro económico normal y habitual por las medidas de restricción de presencialidad. La bonificación se hará en la Tasa por Verificación de Industrias, Comercios y Empresas Prestadoras de Obras y/o Servicios y en la Tasa por Publicidad Y Propaganda a los siguientes rubros: servicios gastronómicos, servicios de alquiler y explotación de inmuebles para eventos, organización, dirección y gestión de prácticas deportivas en clubes, y establecimientos educativos de nivel inicial, jardines maternales y guarderías infantiles.

“Sectores productivos, comerciales y educativos de Tigre atraviesan una grave crisis por la pandemia y las restricciones a las actividades. Por eso desde el FR TODOS impulsamos acciones claras para acompañarlos. El Municipio debe hacer un esfuerzo fiscal para aliviar la carga que deben abonar”, manifestó Rodrigo Álvarez.

“Las PyMES son el motor del desarrollo económico, y generan fuentes de trabajo tigrenses. Debemos estar a su lado. En el caso del transporte fluvial, atraviesan hoy una crisis profunda por no poder desarrollar normalmente su actividad. Por eso planteamos eximirlos por 120 días del pago de tasas”, añadió Álvarez.

En este sentido, la concejal Micaela Ferraro sostuvo: “Sabemos el gran impacto que la pandemia y las necesarias medidas sanitarias tiene en comerciantes y pequeñas empresas que tanto le dan a Tigre, generando trabajo y aportando a la economía local. Desde el Concejo Deliberante trabajamos fuertemente para acompañarlos en esta difícil situación que golpea al mundo. Entendemos que la recuperación es todos juntos y este alivio fiscal es una herramienta más para salir adelante”.

Por último Cernadas, desde Juntos por el Cambio, expresó que la medida busca “quitar una presión a los contribuyentes sobre quienes recae siempre el pago de tasas y ningún apoyo”.