Tigre: le niegan la excarcelación al hijo de Pappo, que continuará preso por violencia de género

Luciano Napolitano fue denunciado por su pareja el pasado 24 de mayo, tras una situación que se dio en la casa donde viven en la localidad de Benavídez. Tanto el juez como la fiscal de la causa se opusieron al pedido de excarcelación pedido por la defensa del hombre.

hijo pappo detenido violencia genero

La Justicia de San Isidro rechazó excarcelar al hijo del fallecido músico de rock Norberto “Pappo” Napolitano, quien de esta manera seguirá preso acusado de haber amenazado de muerte, atacado a golpes y dejado encerrada a su pareja la semana pasada en su casa de la localidad de Benavídez, partido de Tigre.

La decisión fue adoptada por el Juez de Garantías 5 de Tigre, Diego Martínez, quien rechazó el planteo de excarcelación que había presentado la defensa de Luciano Napolitano (46) y al que se había opuesto la fiscal de la causa, Mariela Miozzo, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Violencia de Género de Tigre.

De esta manera, el hijo del célebre guitarrista y quien también se dedica a la música continuará detenido acusado, por ahora, de los delitos de “lesiones leves agravadas por el vínculo y por mediar violencia de género en concurso real con amenazas, privación ilegal de la libertad agravada y tenencia ilegítima de arma de guerra”.

Fuentes judiciales anticiparon a Télam que el próximo sábado la víctima, Mariel Oleiro, de 33 años, ampliará su declaración en la fiscalía y en base a lo que cuente, se podría complicar la situación de Napolitano.

“En su declaración original, la víctima no pudo contar detalles que sí narró ante el personal especializado que está haciendo el seguimiento, y también podría denunciar otros episodios previos que incluso contó en distintos medios de comunicación y aún no estaban formalmente denunciados”, dijo a Télam una fuente judicial.

Por ello, en base a los elementos recolectados hasta el momento y los que sume Oleiro el sábado, la fiscal Miozzo y su colega Diego Callegari, quien también trabaja en la misma UFI, analizan ampliar la imputación de Napolitano.

El hecho ocurrió la tarde del 24 de mayo pasado, en la vivienda que Napolitano compartía desde hacía cuatro años con su pareja Oleiro, situada en Jujuy 3400.

De acuerdo a la denuncia de la mujer, todo inició cuando le pidió las llaves para ir a comprar comida para sus mascotas y él comenzó a insultarla y agredirla físicamente. La denunciante contó ante la policía y luego ante la prensa que su pareja la tomó del cuello, que la agresión incluyó trompadas y patadas, que también la roció con alcohol, que intentó atropellarla con la camioneta y que la dejó encerrada en el quincho de la propiedad hasta que al día siguiente logró escapar y llamó al 911.

Luego de una serie de allanamientos, Napolitano fue detenido el 26 de mayo a la madrugada y puesto a disposición de la justicia. En su vivienda, también por orden judicial, se realizó un allanamiento en el que se secuestró un revólver calibre 38 cargado y municiones del mismo calibre, algunas de las cuales habían sido percutadas. Los voceros dijeron que el acusado no tiene permiso de tenencia ni portación de dicha arma.

Al ser indagado, Napolitano dio una versión totalmente opuesta a la de su pareja, ya que dijo que se trató de una discusión de pareja, que ella fue quien lo agredió a él y que el arma de fuego que estaba en su casa la heredó hace 15 años.

También sostuvo que él se llevó las llaves de la casa pero no del quincho, que éste quedó abierto y que la mujer podía salir, por lo que no permaneció encerrada. Afirmó además que él quiso evitar la confrontación en todo momento y poner a resguardo a sus hijos, añadieron los voceros.