Trabajadores de Fadete se manifestaron en Tigre: denuncian el despido de un delegado y sueldos adeudados

Empleados de la planta ubicada en la localidad de Don Torcuato se mostraron esta mañana sobre la Ruta 202. La empresa argumenta que hubo una agresión por parte del delegado hacia un supervisor, pero los trabajadores lo desmienten.

Reclamo Fadete 4

Durante la mañana y el mediodía de este miércoles, trabajadores de planta de Fadete ubicada en la localidad de Don Torcuato, en el partido de Tigre, se manifestaron frente a la puerta de la empresa denunciando un despido injustificado del delegado de la planta, y solicitando que se abonen salarios adeudados.

El día 22 de junio, la empresa envió un telegrama de despido a Javier Santillán, integrante de la Comisión Interna, que expresaba que “agredió verbal y físicamente a un superior jerárquico” en el interior de la planta ubicada Don Torcuato.

El telegrama señala además que la presunta situación implica “una grave inconducta desde una doble perspectiva”, ya que se afectó “la tranquilidad que debe existir en el ámbito laboral”, pero a su vez “se transgredió las normas vigentes” del aislamiento social, preventivo y obligatorio. Por esto, sostiene la empresa, “ha dispuesto promover en su contra la acción de cese de tutela gremial” para “proceder al despido con justa causa”.

Ante esto, trabajadores expresaron mediante un comunicado que se trata de una “falsa denuncia” y que “hay testigos que vieron cómo fue la situación armada por la fábrica, donde el agredido fue el compañero Javier por dicho supervisor, el cual lo saco a empujones de dicho establecimiento”.

“Estamos trabajando para repudiar esta falsa denuncia que el único objetivo es querer ensuciar a nuestro delegado y que busca el desafuero del mismo y así debilitar a la comisión que gracias a estas acciones está más fuerte que nunca”, sostuvieron.

A su vez, explicaron que también se movilizaron “por la falta de pagos de salario” y culminaron: “Entendemos en el contexto sanitario en el que estamos, pero estamos siendo obligados por la fábrica a salir a las calles a hacer valer nuestros derechos como trabajadores.”

Desde la redacción de QUE PASA se buscó conocer la posición de la empresa a través de sus contactos oficiales no teniendo hasta el momento respuesta.