Trabajadores de la Clínica San Andrés acamparon frente a PAMI para reclamar su reapertura

La medida fue este miércoles por la mañana en las oficinas del organismo ubicadas sobre avenida Corrientes, en la ciudad de Buenos Aires.

Trabajadores Clinica San Andres Caseros

Cerca de 150 trabajadores que quedaron a la deriva luego del cierre de la Clínica San Andrés, ubicada en la localidad de Caseros del partido de Tres de Febrero, realizaron un acampe en la sede de PAMI como medida de protesta ante la pérdida de sus fuentes laborales, y pidieron la reapertura de la institución.

De acuerdo a lo que indicaron en un comunicado, “la clínica atendía a 18 mil afiliados del PAMI, que ahora deambulan por lugares distantes de otros distritos buscando que los atiendan. Adicionalmente, han dejado a todos los trabajadores en la calle.”

“Nuestra clínica tiene 12 respiradores, 90 camas, tomógrafo, y aparatología de última generación. Para nosotros, que somos 144 trabajadores en relación de dependencia, más los médicos y tercerizados, es una situación intolerable que, sin embargo, no ha producido la intervención del gobierno en ningún nivel ni tampoco del PAMI”, expresaron y, en ese sentido, destacaron la importancia de mantener abierta la institución en el marco de la segunda ola de Covid.

“Estamos reclamando que el PAMI intervenga y ponga en funcionamiento la clínica, para garantizar la continuidad laboral de los 144 trabajadores y la atención de los 18.000 afiliados del organismo”, sostuvieron.

Los trabajadores ya realizaron varios reclamos y movilizaciones desde principios de año, cuando se conoció la decisión de los dueños de la institución de cerrar las puertas. La última de ellas, se había hecho en la General Paz, donde cortaron el tránsito días atrás para visibilizar su reclamo.

Luego de realizar movilizaciones al palacio comunal de Tres de Febrero, a la Casa de la Provincia de Buenos Aires, a la Casa Rosada y de realizar un corte en la General Paz y San Martín, los trabajadores decidieron llevar adelante un acampe en las puertas del PAMI e invitaron a todas “las organizaciones solidarias a acompañarnos en defensa de la salud y los puestos de trabajo”.