Trabajadores de Mondelez denuncian que la empresa no está en crisis y que “facturó enormes ganancias”

Además, dicen que "sólo quieren aplicar las suspensiones y generar un proceso de flexibilización laboral" y piden al Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA) conducido por Daer que "tome medidas urgentes para movilizar y visibilizar lo que está sucediendo en la empresa".

Mondelez 6

En las últimas horas se dio a conocer que Mondelez, empresa que cuenta con dos plantas en la zona norte, se presentó en la Secretaría de Trabajo de la Nación para iniciar un Procedimiento Preventivo de Crisis donde menciona que entre 2015 y 2019 su producción y ventas cayeron. De esta manera, busca materializar la suspensión de alrededor de 500 trabajadores en sus sedes de la localidad de General Pacheco (Tigre) y Victoria (San Fernando), algo que hace poco más de 10 días sus trabajadores habían denunciado.

Ante esta presentación, trabajadores de las plantas de Pacheco y Victoria denunciaron que “Mondelez no tiene crisis” ya que en ese período “facturó enormes ganancias“. La afirmación se basa en un estudio realizado por la consultora Nosis que difundieron desde la Agrupación Bordó del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA), crítica a Rodolfo Daer.

De acuerdo al informe, hasta el 2018 los balances contables presentados mostraban que las ventas netas había subido de 10.300 millones de pesos en 2016 a 12.039 millones de pesos en 2017, y a 17.800 millones pesos en 2018. La evolución de las ventas aumentó entre el 2017 y el 2018 en un 48,6%. Y su patrimonio neto aumentó un 251,2%.

Sus propios voceros dijeron que en junio 2019 no habían bajado las ventas y que habían invertido 32 millones de pesos en la planta Victoria en tecnología para suplantar la mano de obra de los trabajadores”, contó a QUE PASA Tomás Suárez, trabajador de esa planta, y señaló que “la crisis es una mentira para poder aplicar medidas de flexibilización, una reforma laboral a través de los convenios colectivos de trabajo con la incorporación de tecnología, y poder seguir con los retiros voluntarios que hace casi tres años la empresa ofrece, pagando en montones de casos un 200% de la indemnización”.

En relación a cómo afectarían las suspensiones a los trabajadores, Suárez manifestó: “Ellos lo plantean como una suspensión donde uno cobra el 90% del salario, pero en el bolsillo del trabajador eso no es así: Lo real es que el 90% del básico representa el 50% del salario total mensual, porque no se cobran distintos premios que se suman mensualmente. Es una pérdida muy importante en momento como los que se vienen viviendo, con la inflación, los tarifazos”.

En esa línea, sostuvo que “ya nos afectaron con el tema de las vacaciones: las adelantaron de forma forzosa, y argumentaron que lo hacían para no llegar a suspender, pero luego de hacerlo pidieron el preventivo de crisis”.

El Sindicato conducido por Daer viene rechazando el pedido de suspensiones, lo que nos parece que está bien. Pero nosotros pedimos que convoquen a los trabajadores a acompañar con movilizaciones y medidas de lucha ese rechazo. Porque él sostiene que efectivamente la empresa tiene una crisis cuando no es así, y lo que buscan es negociar para sacar tajada en materia impositiva, o imponer una reforma laboral. Ellos quieren aprovechar la situación para ganar más a costa de los trabajadores“, sentenció Suárez, quien explicó que entre ambas plantas trabajan cerca de 1800 empleados y que está planeado por parte de la empresa suspender a 350 de ellos en Pacheco y a 150 en Victoria.

El próximo viernes a las 14 horas hay una nueva audiencia para saber si la Secretaría de Trabajo le dará o no la aprobación al Preventivo de Crisis presentado por la empresa.