Hurlingham: lo encontraron muerto al chocar contra un puente y le hallaron dos balazos en el pecho

El hecho ocurrió esta madrugada en la localidad de William Morris. La víctima tenía 28 años.

hurlingham

Un joven de 28 años fue encontrado muerto esta madrugada con dos balazos en el pecho a metros de una camioneta que chocó contra el inicio del guardarraíl de un puente en Hurlingham, y se buscaban a los autores del crimen.

El hecho ocurrió a las 5:30 en la calle De la Tradición, a metros del cruce con Gabriel de Aristizábal, en la localidad de William Morris y frente a campos del INTA Castelar.

En un principio las fuentes reportaron que el conductor de una camioneta Ford Ecosport perdió el control del vehículo, derribó una baranda de contención del puente de un arroyo y murió en el acto al salir despedido de habitáculo luego de volcar parcialmente hacia el costado izquierdo.

Durante la mañana, la Policía cortó el tránsito en la zona para realizar los peritajes, en una calle que es un tramo de camino rural que circula a unas 10 cuadras paralelas a la autopista Camino del Buen Ayre.

Sin embargo, al momento de revisar el cuerpo de la víctima, identificada por la Policía como Fernando Nazareno Vernaz (28), el médico forense que se hizo presente en la escena constató que el joven tenía dos impactos de bala en el tórax, con orificios de entrada y salida.

Asimismo, el médico policial determinó que la trayectoria de los disparos era de derecha a izquierda, de arriba hacia abajo y de adelante hacia atrás.

En tanto, un testigo ocular del hecho le relató a los efectivos que luego del accidente vio a un joven a quien reconoció y a una adolescente que escaparon del lugar y descartaron un arma de fuego.

En el lugar se hicieron presentes peritos de la Policía Científica, quienes dentro del predio del INTA hallaron un revólver calibre .38 largo Custer con dos municiones y un teléfono celular Samsung J7.

A su vez, otro testigo señaló que la adolescente que presuntamente escapó de la camioneta tras el choque fue hasta su casa y le confesó que habían matado a Vernaz.

Además contó que ambos se escondían en una vivienda en la que vivía con su novio, otro joven con antecedentes penales.

A raíz de ello, el fiscal Fernando Siquier Rodríguez, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8 del Departamento Judicial de Morón, cambió la calificación legal de la causa a homicidio.

Asimismo, dispuso que se verifiquen tres domicilios en la localidad de Ituzaingó y otro en Los Polvorines con el fin de dar con los autores materiales del crimen de Vernaz.

Efectivos del Grupo Táctico Operativo (GTO) de Hurlingham se encontraban abocados a esclarecer el hecho.

Fuente: Télam