Un policía que además trabajaba en Uber mató a una adolescente que le quiso robar en Garín

El efectivo bonaerense se desempeña en el Grupo de Prevención Motorizado (GPM) y continúa en libertad.

grupo motorizado

Un policía bonaerense que trabajaba como chofer de la aplicación de viajes Uber mató a un adolescente de 16 años que, junto a varios cómplices, intentó asaltaron de Garín.

El hecho se registró pasada la medianoche en el cruce de Uruguay y Lavalle, en mencionada localidad del partido de Escobar. Fuentes policiales y judiciales informaron a Télam que todo comenzó cuando un efectivo que desempeña sus tareas en el Grupo de Prevención Motorizado (GPM) estaba franco de servicio y trabajando en su auto Fiat Argo como conductor de una aplicación de viajes.

El hombre fue convocado a un domicilio mediante esa App y dos delincuentes armados ascendieron al vehículo con fines de robo e inmediatamente se acercaron otros cinco cómplices. Los asaltantes comenzaron a revisar el interior del auto, de donde le sustrajeron dinero en efectivo y su teléfono celular.

En ese momento, el policía aprovechó un descuido de los delincuentes para extraer su pistola reglamentaria, por lo que salió del rodado y, tras dar la voz de alto, empezó un tiroteo. A raíz del enfrentamiento, un adolescente de 16 años recibió un balazo en el tórax y cayó al piso gravemente herido, mientras que el resto escapó corriendo en distintas direcciones.

El joven, identificado como Jonatan Morales, fue trasladado en ambulancia al hospital local, donde falleció como consecuencia de las heridas sufridas.

El fiscal de la causa, Gustavo Ancurio, a cargo de Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil 1 del Departamento Zárate – Campana, dispuso una serie de peritajes y la autopsia correspondiente. Además, los investigadores secuestraron el arma del oficial, quien resultó ileso, para poder cotejarla con el proyectil alojado en el cuerpo del adolescente.

Es que todavía no pudo determinarse si el disparo que mató al asaltante partió de su pistola reglamentaria o si, en realidad, salió del arma de uno de sus cómplices. “Hay testigos que dicen que vieron que uno de los jóvenes efectuó disparos en distintas direcciones, por eso no se descarta que pueda haber provenido de cualquiera de las dos armas”, añadió al respecto un vocero.

En tanto, personal policial detuvo a dos adolescentes de 17 años y demoró a otro de 15 años que recuperó su libertad. Ambos fueron imputados por el delito de “robo calificado agravado por el uso de arma de fuego, en poblado y en banda” mientras que el fiscal dispuso que el efectivo continúe en libertad hasta corroborar con las pericias la mecánica de lo sucedido.

Fuente: Agencia Télam

SOS VECINO DE ZONA NORTE Y QUERÉS RECIBIR GRATIS LAS NOTICIAS DE TU BARRIO POR WHATSAPP – Acá dice cómo