Vicente López: mujer denunció a su ex marido 40 veces por violencia de género y pide que lo detengan

El último de los hechos de violencia se produjo en la localidad de Florida, según contó el abogado de la víctima, Andrés Bonicalzi, quien pidió la detención del agresor.

Whatsapp Image 2020 11 12 At 5.02.54 Pm

Una mujer que denunció 40 veces a su ex esposo entre amenazas, lesiones y hasta una tentativa de femicidio, pidió en las últimas horas que sea detenido luego de que días atrás volvió a golpearla a ella y a su hijo tras incumplir una restricción de acercamiento, en el partido de Vicente López.

Fuentes judiciales aseguraron a Télam que la denuncia fue realizada por la mujer contra su exmarido, acusado de haberla golpeado a ella y a su hijo Nataniel y haber amenazado con matarla, por lo que el hecho es investigado por la fiscal Lida Osores Soler de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Violencia de Género de Vicente López, quien pidió la detención del sospechoso al Juzgado de Garantías.

El abogado Andrés Bonicalzi, quien representa a la mujer, aseguró a Télam que el último episodio comenzó el 29 de septiembre, cuando “la justicia le ordenó al ex marido una exclusión de hogar por tres meses y una restricción de acercamiento a la casa de 300 metros y de 100 metros respecto de ella, de su hijo llamado Nataniel y de la novia de él”.

De acuerdo a la denuncia, “hace pocos días violó la perimetral agrediendo físicamente a Nataniel y luego ingresó al hogar e intentó matarla”.

“Al hijo lo agarró a trompadas en la calle y a ella le pegó en el ojo, en el labio, quedó con marcas en los brazos, se tuvo que encerrar para resguardarse”, precisó Bonicalzi.

Los investigadores judiciales admitieron que la mujer ya realizó varias denuncias en contra de su exmarido y explicaron que en muchas de ellas la mujer desistió de seguir acusándolo y por eso continuó en libertad.

Para contextualizar la situación que sufre la mujer, quien tiene asistencia psicológica, el abogado Bonicalzi dijo que “dos días antes de que le pegue al hijo y a ella, había ido con el agresor al juzgado de familia a pedir que le levanten la perimetral para que pueda volver a la casa”, situada en la calle Aristóbulo del Valle, en la localidad de Florida.

“Es un círculo muy patológico y el hombre trató de matarla, acá tienen que ordenar la detención”, pidió.

De hecho, la fiscal Osores Soler elevó a juicio oral una de las causas denunciadas por la mujer ante el Juzgado en lo Correccional 1 de San Isidro por “amenazas, desobediencia y lesiones”, pero la mujer se presentó en varias oportunidades para dejar “sin efecto” la acción penal.

“El caso es muy particular porque sufre hay una violencia crónica, ella es una típica víctima de género en el sentido de que lo termina perdonando y permite que vuelva al hogar”, dijo a esta agencia el abogado Bonicalzi.

Ese expediente comenzó en 2017 cuando la funcionaria judicial dispuso la detención del hombre y el 21 de septiembre solicitó la prisión preventiva en una audiencia pero la mujer solicitó que sea liberado.

“Con anterioridad hubo situaciones de violencia de género luego de las cuales las partes han recompuesto la relación, denominada en la temática particular fase de ‘luna de miel’ que es en la que aparentemente está todo bien y después se vuelve a lo que sucede hoy”, indicó un vocero judicial.

Si bien el magistrado interviniente dictó la prisión preventiva y hasta hubo un juicio oral, por los pedidos de la mujer, el juez lo absolvió.

“Esto lo que demuestra en los casos de violencia de género es que la pata judicial, que a veces no funciona, aún cuando funciona no alcanza porque acá tiene que funcionar en conjunto con la parte asistencial y del acompañamiento para empoderarla y se coloque en posición de víctima y pueda declarar contra el imputado”, analizó un vocero de la Justicia.

En tanto, el hombre también llegó a juicio oral por dispararle un escopetazo que le dio en una pierna y estuvo privado de su libertad, pero ella declaró que era una mentira y que quería volver a ser una familia, no se presentó en el juicio y lo absolvieron, según Bonicalzi, el cual insistió en que la víctima es “hiper vulnerada”.

“Necesitamos que la justicia entienda que si no se detiene de manera urgente a este sujeto, vamos a estar frente a un femicidio nuevo”, explicó Bonicalzi, quien también compartió a Télam una serie de mensajes de WhatsApp que el hombre le envió a Nataniel, el hijo de la mujer, a quien crío desde los cinco años.

“Esta vez lo vamos a arreglar a lo macho, si te la bancás. Te portás bien conmigo y hacés lo que yo te digo, porque yo con vos me porté bien así que arreglá la situación y si no vamos a lo macho como hay que hacerla y no haciendo escritos, inventando denuncias, cobarde de mierda, cagón de mierda, encima no tenés huevos para decirle a tu vieja ‘qué estás haciendo loca, encima que nos presta la casa nos deja vivir'”, dijo el hombre en uno de los mensajes de voz.