Violaron a una chica de 13 años en Escobar

El abuso fue confirmado por el informe médico de la justicia, y aún se trata de determinar como ocurrió el hecho ya que los detalles de lo denunciado por la madre de la víctima no coinciden con lo que la policía vio en las cámaras de seguridad. 

violacion-nena-salida-colegio-escobar

Miércoles al mediodía en Estrada al 400. Una chica de 13 años salió como todos los días de la Escuela Secundaria N°21, ubicada en el centro de Belén de Escobar, pero luego de ello, y de regreso a su casa, contó a su madre que había sido violada. El hecho fue confirmado por los informes médicos llevados a cabo por la policía, y se intenta determinar cómo ocurrió, ya que el relato de la denuncia hecha por la madre no coincide con los datos que se cotejaron en la investigación.

De acuerdo a lo que informó El Día de Escobar, en la denuncia realizada por la madre de la joven en la Comisaría de la Mujer, sostuvo que cerca de las 15 horas, su hija le confesó entre lágrimas que había sido abusada por un sujeto de “unos 48 años, canoso, con rulos y poco pelo”, y que había sido amedrentada y secuestrada por el hombre en un Volkswagen Gol blanco en Estrada y las vías.

La madre de la joven señaló en su denuncia que la chica ya había visto el auto a metros del colegio haciéndole señas de luces, por lo que había decidido caminar hacia el campo de deportes, a su clase de educación física, y fue en ese camino donde la interceptó.

Además, la madre de la joven dio más detalles en su testimonio: Declaró que su hija fue atada de pies y manos, y que el hombre manejó algunos minutos y la bajó del auto en brazos en un descampado ubicado en Corrientes, entre Gelves y Las Heras, donde se llevó adelante la violación, de acuerdo sus palabras. Luego, se retiró del lugar en su auto, mientras que la menor, minutos después del hecho, caminó hacia la parada del 507 ubicada en Estrada y Mitre para regresar a su casa.

Ahora, y de acuerdo a lo informado por fuentes del caso a El Día de Escobar, se investiga lo sucedido, ya que lo que surge de las cámaras de seguridad municipales y privadas muestran una serie de discrepancias con el testimonio de la madre, si bien el informe médico de la policía constató el abuso porque había lesiones en la zona vaginal que “serían compatibles con signos de defensa”.

Basados en los datos de las cámaras, las fuentes señalaron que en las imágenes puede verse a la joven salir del colegio, dirigirse a la plaza principal de Belén junto a tres compañeros, regresar a la escuela y luego volver sola al lugar, donde la esperaba un joven en bicicleta que la saludó con un beso.

Además, en las cámaras que hay cerca del predio no aparece nunca el Gol blanco ni tampoco se ve a la chica yendo a la parada de colectivo. Esto genera una serie de interrogantes en el marco de la investigación, y desde la policía sostuvieron que “son varios los aspectos que no cuadran, pero seguramente con el correr de los días se van a esclarecer. Hay que ser paciente y prudente”.

El caso fue caratulado “abuso sexual” y está en manos de la UFI Nº4.