Mesa Local para la Prevención y Asistencia de la Violencia de Género en San Isidro

Se realizó el primer encuentro del espacio que articula el trabajo entre las algunas ONGs y entidades que abordan esta temática. Durrieu señala la falta de convocatoria a referentes opositores y la ausencia de un programa Municipal.

El viernes pasado se realizó la primera reunión de la Mesa Local para la Prevención y Asistencia de la Violencia de Género del Municipio de San Isidro. De esta manera, se inauguró el segundo año de trabajo de la Mesa que coordina el trabajo entre entidades estatales y organizaciones no gubernamentales que defienden los derechos de las mujeres.
Isabel Díaz, a cargo de la Dirección General de la Mujer de San Isidro que organiza la reunión, indicó que “en el encuentro se aprovechó para determinar la línea de trabajo que va a desarrollarse durante 2014”. Así, especificó que tendrán un propósito doble: unificar todas las estadísticas que cada institución releva para que haya un registro completo sobre situaciones de violencia de género dentro del Municipio y que los casos no se superpongan; y organizar jornadas y capacitaciones abiertas a la comunidad para ampliar la participación sobre esta problemática.
Sobre el trabajo de la Mesa, Díaz especificó: “Es importante porque nos da la posibilidad de consensuar entre instituciones de distinta orden -municipal, provincial y ONGs- y acordar qué se entiende cuando se habla de violencia de género; y también para articular los recursos disponibles para que lleguen de la manera más efectiva a las mujeres que necesitan este tipo de asistencia psicológica y legal”.
Díaz señaló que “también se plantearon las dificultades que tienen las mujeres para luchar contra este tipo de violencia como, por ejemplo, las trabas que tienen en la justicia lo que hace que terminen abandonando el proceso”.
De la reunión participaron integrantes del Colegio de Psicólogos de la Provincia de Buenos Aires – Distrito XV;de los juzgados de familia de San Isidro; del Instituto de los Derechos de las Mujeres del Colegio de Abogados de San Isidro; de la Dirección de Escuelas de la Provincia de Buenos Aires; del Centro de Psicopatología Infanto Juvenil “Ramón Carrillo”; del Hospital Materno Infantil de San Isidro “Dr. Carlos Gianantonio”; de la Comisaría dela Mujer de Martínez; la ONG Soñarte; de Argentina Suma; de CESUN Mutual para la Prevención y Atención Comunitaria; de la Asociación Civil Lihuén; del Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos (MEDH); y del Municipio de San Isidro como la Dirección General de la Mujer y la Subsecretaría de Acción Social, entre otras.

Sin convocatoria a dirigentes opositores ni programa Municipal

“Celebramos que después de cuatro periodos consecutivos de gestión municipal, la Dirección General de la Mujer impulse la Mesa Local para la Prevención y Asistencia de la Violencia de Género en San Isidro”, declaró la presidenta del bloque de concejales del Frente Renovador, Marcela Durrieu. “Las políticas contra la violencia de género deben coordinarse desde los gobiernos locales. Ante este flagelo, es imprescindible dar respuestas de cercanía e inmediatez”, expresó.

“Es necesario que todas las áreas que intervengan en los casos de violencia de género trabajen de manera articulada. Me pregunto si pudieron estudiar el ‘Programa de lucha contra la Violencia de Género, los delitoscontra la libertad sexual y el abuso sexual infantil’ que presentamos junto alos bloques de concejales de ConVocación, el Frente para la Victoria y Unidospor San Isidro el martes 11 de marzo. Es curioso que no hayan extendido la invitación a los concejales de la oposición”, agregó.

“Hay mucho por hacer en San Isidro para brindar herramientas, programas orientados a prevenir y a intervenir ante casos de violencia de género. Basta con ingresar al sitio web del municipio para advertir que no existe tal programa, ni siquiera hay información para orientar a quien se encuentra ante la urgencia de denunciar un hecho de violencia. Como proponemos en el proyecto que acabamos de presentar, hay que proveer al fortalecimiento institucional y financiero de la Dirección de la Mujer para poder implementar un programa exitoso,  moderno, que se proponga seriamente erradicar este flagelo que se cobra una nueva víctima cada 30 horas”, finalizó Durrieu.

“No hay que hacer política con la violencia de género”


Liliana Márquez, presidenta de la Fundación Aliadas se refirió también a las políticas municipales en relación a la violencia de género y al proyecto presentado en el concejo deliberante: “el municipio no convoca ni apoya realmente a los que estamos trabajando con las mujer golpeadas todos los días. Hace 4 años que vengo pidiendo un subsidio mensual para que nos ayuden a pagar el alquiler del local. En este momento estamos acompañando mas de 50 casos, 100 mujeres están estudiando para terminar su secundaria en nuestra Fundación y mas de 20 están trabajando, les estamos ayudando a encontrar una salida. Y a nosotros no nos convocan, no comparten recursos, como dicen, ni nada”

“Yo soy militante, pero no mezclo el tema de las mujeres con la política. La concejal Durrieu presentó un proyecto, e invitó, pero hizo un acto político, con su hijo, para su yerno. La fundación Aliadas no hace política con las mujeres golpeadas. No hay que hacer política con la violencia de género”.




Fuente: Prensa MSI – Prensa FR – Que Pasa San Isidro