Por la situación de la industria automotriz Volkswagen suspende trabajadores

La reconocida automotriz suspenderá trabajadores de la planta de General Pacheco por 30 días.

Desde el primero de marzo y por 30 días la empresa Volkswagen suspenderá una parte de los 4.000 empleados que tiene en la planta de General Pacheco. Transcurrido ese plazo volverá a analizar la situación para decidir qué medidas adoptará para enfrentar la caída en las ventas a Brasil y al mercado interno.

Según indicaron fuentes gremiales, la suspensión podría afectar a alrededor de 600 de los 4.000 trabajadores que la compañía alemana tiene en Pacheco.

La reconocida automotriz indicó en un comunicado que ante la crítica situación a partir del 1 de marzo del 2017 se aplicará “un plan de suspensiones de parte del personal por 30 días” y añadió que “luego de este plazo se volverá a evaluar la situación según la evolución de la industria automotriz en Argentina y en los mercados de exportación”.

En tanto, se detalló que “desde 2014 la industria automotriz en Argentina enfrenta una situación delicada, con una contracción del 35% del mercado local y una caída del 50% de la industria brasilera que repercutió en la producción nacional, que hoy se encuentra en un 45% de su capacidad, y en una caída del 80% de las exportaciones al mercado brasilero”.

“Por esta situación, Volkswagen Argentina inicio en 2015 un plan de adecuación de sus plantas donde se puso a disposición un plan de retiro voluntario y un programa de jubilaciones anticipadas para el personal de General Pacheco, acompañado de un plan de suspensiones rotativas durante 2016”, remarcó.

El esquema de suspensiones inició el año pasado, con un carácter rotativo.

“A partir de marzo 600 empleados podemos quedar suspendidos por un año y medio”, remarcó uno de los empleados Juan Carlos Amado, en declaraciones al programa “Mañana Sylvestre” emitido por Radio 10.

Amado sostuvo también que la decisión fue comunicada por Volkswagen y avalada por el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor que conduce Ricardo Pignanelli. “SMATA dice que es el mejor acuerdo que se puede hacer y que tengamos fe”, detalló y agregó que que todavía no saben qué trabajadores serán suspendidos, pero que pasarán a cobrar “el 75% en bruto del sueldo”.