Xul Solar: un genio vanguardista que vivió y murió en la Zona Norte

A 56 años de su muerte, recordamos al gran artista que nació en San Fernando y pasó sus últimos años creando en una casa sobre el río Luján, en Tigre.

“Señoras, señores: en el curso de una larga vida –he cumplido 81 años-, conocí a mucha gente famosa”, comentaba Jorge Luis Borges. “Conocí y olvidé a muchas. Pero algunos persisten y me acompañan (…) Son el gran poeta judeo-andaluz Rafael Cansinos Assens, Macedonio Fernández y, quizás más que ningún otro, Alejandro Xul Solar. Me parece estar viendo a ese hombre alto, rubio y evidentemente feliz. Creo que uno puede simular muchas cosas, pero nadie puede simular la felicidad. En Xul Solar se sentía la felicidad: la felicidad del trabajo y, sobre todo, de la continua invención.” Así presentaba el escritor a su amigo, ese artista y místico tan especial que fue Xul Solar, seudónimo de Oscar Agustín Alejandro Schulz Solari.

Pintor (fantástico, subrealista), astrólogo, escritor, esoterista, traductor (hablaba francés, inglés, alemán, italiano, portugués, ruso y guaraní, y conocía además el latín, el griego, el chino y el sánscrito), al igual que inventor de nuevas lenguas, Xul Solar fue un personaje extravagante que nació en San Fernando, el 14 de diciembre de 1887 y pasó en esa localidad de la Zona Norte, los primeros años de su vida.

Fue amigo de escritores del Grupo Sur (Jorge Luis Borges, Adolfo Bioy Casares, Macedonio Fernández, Oliverio Girondo, Leopoldo Marechal, entre otros).

En el ámbito pictórico compartió sus obras con pintores argentinos como Antonio Berni, Emilio Pettoruti y Raúl Soldi.

Sus últimos años vuelven a vincularlo con nuestra zona norte. Compra una casa sobre el río Luján, en Villa La Ñata a la que denomina “Li-Tao” y adonde se traslada definitivamente a fines de la década del 50.  En ese refugio del Tigre, Xul se dedica a pintar, a desarrollar la panlengua y a escribir. 

La adquisición del nuevo taller lo inspira para dar forma a la serie de Proyectos y Fachadas para casas en el Delta. Son proyectos arquitectónicos con un lenguaje propio que se traducen en estructuras de planos multicolores a los que agrega símbolos y letras. 

El 9 de abril de 1963 muere en esta casa del Tigre. Sus manos sostenían un rosario de setenta y una piezas de madera tallada, coloreadas por él, con la cruz de Caravaca, el mismo con el que aparece en la obra Desarrollo del Yi Ching del año 1953. Lo acompañaba su esposa Lita, según la cual el artista “no creía en la muerte, para él siempre existirá un mañana”. Borges pronuncia un discurso en el entierro. El 11 de abril, el diario La Nación publica su nota necrológica escrita por Manuel Mujica Láinez. 

Sobre la casa museo de Xul Solar casa en Tigre (datos para visitarla) 

Serie de Proyectos y Fachadas para casas en el Delta

A 56 años de su muerte, recordamos al gran artista que nació en San Fernando y pasó sus últimos años creando en una casa sobre el río Luján, en Tigre.
Estación Tigre