A esperar el anuncio oficial: el martes no habrá venta de entradas en Tigre

Así lo informó oficialmente el club que solicitó aguardar las comuniciones oficiales.

cancha-estadio-tigre-victoria

Con un número importante de hinchas acampando en las boleterias del club a la espera del comienzo de la venta de entrada, el club salió a anunciar oficialmente que el martes no habrá venta de entradas, y que si se confirmará como será la venta. El Club contará con entre 10.000 y 15.000 entradas.

Ezequiel Melaraña, presidente de Tigre, habló con Sportia acerca de la ansiedad del público del Matador, que hasta acampan en las afueras del estadio, por acceder a las entradas para la final de la Copa de la Superliga frente a Boca.

El dirigente relató cómo fueron los hechos que derivaron en esta espera: “Nos convocaron a una reunión diciendo que el reparto de finalistas era 50 y 50, a nadie se le pasó por la cabeza que uno de los finalistas podía llegar a ser Boca. No somos necios, y sabemos lo que Boca significa en el fútbol argentino. Hoy nos desayunamos que el reparto era 70-30, llamé a la Superliga, fui personalmente y logramos que fuera más equitativo y quedó en 60-40. Veintiocho mil para Boca y 20 mil para Tigre. Surgió la sugerencia de que todas las entradas se vendan vía Ticketek. Hice una cuenta simple, que en internet la gente de Boca fuera más que la de Tigre, y que Boca agotara rápidamente y fuera sobre las de Tigre. Pedí retirar de la venta las entradas de Tigre y traérmelas a la cancha para nuestra gente, aún con la dificultad de comprarlas físicamente. Así podía garantizar que la gente de Tigre tuviera su entrada”.

Ante este panorama, Melaraña contó la situación por estas horas: “Todavía no me dieron las entradas impresas, me las prometieron para mañana a las 14 horas, lo vamos informando permanentemente por redes. La ansiedad hace que por las dudas la gente las espere ante el riesgo de que le digan que están agotadas. Para colmo, en Ticketek dicen que están agotadas cuando no es así, nunca salieron a la venta”.

Por último, el directivo instó a los fanáticos a confiar en las comunicaciones oficiales: “Que la gente se vaya tranquila a la casa que nosotros vamos a avisar cuándo las ponemos a la venta, que va a ser apenas lleguen. Esta demora solo se debe a que queremos que todo el que quiera pueda acceder a su entrada”.