Advierten por estafas virtuales con ofrecimientos de una Tarjeta Alimentar de $25.000

El mecanismo fraudulento se realiza vía WhatsApp. El Ministerio de Desarrollo Social lo calificó como "una maniobra despreciable", y desde ANSES reiteraron que "no solicita datos personales ni bancarios de manera telefónica, correo electrónico o mensajes de texto".

Estafas Tarjeta Alimentar Whatsapp

El Ministerio de Desarrollo Social volvió a advertir sobre la circulación de información falsa sobre la entrega o adquisición de la tarjeta Alimentar en las redes sociales y alertó que se trata de una “maniobra despreciable, que busca utilizar de forma inescrupulosa los datos” de los beneficiarios.

“Recordamos que la tarjeta no requiere de ningún tipo de inscripción ni de intermediarios y se otorga por medio del cruce de información que realiza Anses a partir de su propia base de datos”, remarcó el ministerio que conduce Daniel Arroyo.

Una de las informaciones apócrifas que circuló por Whatssap en los últimos días fue presentada con el siguiente texto: “Hola, soy Sandra Palacio te escribo para que tu también recibas tu ayuda de parte del Gobierno. Apresúrate antes de que se agoten esto nos servirá de mucho”.

En el mensaje se promocionaba que, con la inscripción en la página www.diamondfire.live se podría acceder a una ayuda de 25 mil pesos, en cualquier punto de la Argentina.

“Está circulando información falsa, a través de Whatsapp y de redes sociales, referida a la tarjeta Alimentar; sin dudas se trata de una maniobra despreciable, que busca utilizar de forma inescrupulosa los datos de quienes se inscriban en ese sitio web”, expresó Desarrollo Social, a través de un comunicado.

El ministerio insistió con que el beneficio está destinado a “madres o padres con hijos e hijas de hasta 6 años que reciben la Asignación Universal por Hijo (AUH); a embarazadas que cobran la Asignación por Embarazo y a personas con discapacidad que también reciben la AUH”.

A su vez, desde la ANSES recordaron que el organismo previsional no solicita datos personales ni bancarios de manera telefónica, correo electrónico o mensajes de texto de tarjetas de débito o claves bancarias en ningún caso.