Cayó banda acusada de robar ruedas y venderlas en San Isidro: el gomero vivía en Nordelta

Los hechos denunciados ocurrieron mayormente en la localidad de Beccar, y los neumáticos eran vendidos en un comercio del rubro en Martínez. El dueño del lugar, vive en el exclusivo complejo de viviendas del partido de Tigre.

Robo Neumaticos San Isidro Nordelta

Una banda acusada de cometer robos de neumáticos en la localidad de Beccar, partido de San Isidro, cayó en las últimas horas. Entre los cuatro detenidos, se encuentra el dueño de una gomería de Martínez, donde los sujetos están sospechados de vender de manera ilegal las ruedas.

La información fue brindada por fuentes judiciales y de la Municipalidad de San Isidro a La Nación, y según lo relatado, se sospecha que el grupo vendía los neumáticos robados a 3000 pesos. “En la gomería, los limpiaban con siliconas, pintaban las llantas y los revendían como si fuesen nuevos a entre 15.000 y 20.000 pesos”, explicó un detective del caso a ese medio.

En el marco de la causa, a cargo del fiscal Claudio Scapolan, que conduce la Unidad de Investigaciones Complejas de la Fiscalía General de San Isidro, se detuvo a cuatro personas: dos de los supuestos ladrones, el dueño de la gomería y uno de sus ayudantes.

Además, se realizó un allanamiento en la gomería, ubicada sobre la calle Cuyo, donde se secuestraron más de 1500 cubiertas, kits de crique, entre otros elementos que estarían vinculados con los ilícitos.

El dueño de la gomería, según informó ese medio, tiene 48 años y vive en el barrio Los Castores, de Nordelta. En su comercio, efectivos de la policía bonaerense y de la Patrulla Municipal secuestraron dos autos, un Porsche Cayenne y un Chrysler PT Cruiser, que serían de su propiedad.

En el mes de marzo, durante la cuarentena, comenzaron a repetirse casos en las zonas donde desde el año pasado se investigaban cuestiones vinculadas a los roba ruedas. Incluso el Municipio había llevado adelante algunas de las denuncias.

Ya el 14 de abril, una vecina de Beccar, vía electrónica denunció que le habían robado una rueda de su auto. Y a partir de las cámaras de seguridad se identificó la camioneta con la que se había realizado el robo, una Renault Kangoo. “Después de obtener la chapa patente de la camioneta comenzamos a analizar las cámaras de seguridad municipales de San Isidro y San Fernando hasta que individualizamos dónde estaba estacionado el vehículo”, explicaron fuentes del caso.

El domicilio donde estaba el vehículo era en San Fernando. Allí, un hombre se subió y pasó a buscar a otra persona, de acuerdo a lo que pudo observar un guardia policial que se había puesto en el lugar. Se hizo un control con las cámaras de seguridad de San Isidro hasta que la camioneta fue descubierta cuando ingresaba a la gomería de Martínez.

“Se determinó que los dos ocupantes de la camioneta dejaron ruedas en esa gomería. A las siete cuadras fueron interceptados para ser identificados. Uno tenía antecedentes por robo de neumáticos y el otro había estado preso 22 años en la cárcel de Villa Devoto por robo y homicidio”, explicó una fuente judicial a La Nación.

Después, por orden de la Justicia, fueron detenidos el dueño de la gomería y uno de sus ayudantes. A la hora de prestar declaración indagatoria, los cuatro sospechosos se negaron a declarar ante el fiscal Scapolan.