¿Cómo saber si sos obeso o tenés sobrepeso? Aprendé a calcular tu índice de masa corporal

En el Día Mundial de la Obesidad, herramientas y reflexiones para combatir esta enfermedad que crece en la Argentina y el mundo.

bajar de peso dieta adelgazat

El 4 de marzo es el Día Mundial de la Obesidad, una enfermedad que afecta a gran parte de la población y que tiene a su alrededor prejuicios, falsas creencias y dudas.

Según datos oficiales del Ministerio de Salud, más del 50% de los argentinos tiene exceso de peso. Sin embargo, tener unos kilos de más no es equivalente a ser obeso sino que serlo es un cuadro más complejo que incrementa el riesgo de padecer una serie de enfermedades, por lo que primero es necesario entender como se evalúa el peso de un paciente para saber si sufre de esta enfermedad.

La obesidad se define por el Índice de Masa Corporal (IMC), que contrasta el peso de la persona respecto de su altura y se calcula dividiendo el peso en kilos por la altura en metros al cuadrado. Si ese cálculo es superior a 25, la persona tiene sobrepeso; si da más de 30, obesidad. Para hacerlo de una manera más rápida se puede acceder a páginas que lo midan automáticamente (INGRESAR ACÁ).

Otra forma de estimarlo es midiendo la circunferencia de la cintura ya que el exceso de grasa abdominal puede producir afecciones relacionadas con la obesidad como diabetes tipo 2, presión arterial alta y enfermedad de las arterias coronarias. En ese sentido, se estima que un hombre debe medir menos de 40 pulgadas y una mujer menos de 35. Esta medición no se debe utilizar como un diagnóstico sino como una herramienta de detección.

medico

¿Qué podemos hacer para prevenir y controlar la obesidad?

Desde el Ministerio de Salud explicaron que la alimentación saludable y la actividad física son medidas efectivas para prevenir y controlar la obesidad. Sin embargo, este es un problema de salud crónico que no aparece en un día ni se soluciona en una semana.

Además, detallaron una serie de recomendaciones:

  • Realizá 4 comidas al día: desayuno, almuerzo, merienda y cena.
  • Aumentá el consumo de frutas, verduras y de pescado.
  • Elegí leche, yogur y queso preferentemente descremados.
  • Disminuí el consumo de alimentos ultraprocesados con mucha azúcar, grasa y/o sal como las golosinas, productos de copetín, fiambres, embutidos y bebidas azucaradas. Dejalos para ocasiones especiales.
  • Preferí alimentos preparados en casa sin agregado de sal al cocinar. Reemplazar la sal por condimentos como orégano, pimienta, ajo, perejil, romero, tomillo.
  • El alcohol aporta calorías y no aporta nutrientes. Limitá su consumo.
  • Realizá al menos 150 minutos de actividad física a la semana a intensidad moderada, sumando como mínimo bloques de 10 minutos. Agregá dos sesiones semanales de ejercicios de fortalecimiento muscular.