Convocan a un “ruidazo” desde las casas contra la violencia de género

Distintas organizaciones feministas llaman a protestar desde las casas por los femicidios, que se siguen dando en el marco del contexto de la cuarentena por coronavirus.

Ruidazo Violencia Genero

El colectivo Ni Una Menos, MuMaLá, La Casa del Encuentro y distintas organizaciones de todo el país convocaron para este lunes 30 de marzo a las 18 a un ruidazo contra los femicidios y la violencia de género, ya que en los últimos días de aislamiento social por coronavirus, al menos seis hombres mataron a siete mujeres, entre ellas, a dos bebas y a una niña.

Más allá de las cifras y las fechas, la realidad es que los femicidios siguen sucediendo en un contexto de aislamiento social obligatorio que funcionarias de áreas de género y especialistas han calificado de “vulnerabilidad” para las mujeres en situación de violencia, ya que se les hace más difícil pedir ayuda, sobre todo si conviven con el maltratador. Y lo mismo pasa con las y los niños que conviven en hogares con violentos.

Ante esta situación, las organizaciones feministas invitaron a hacer ruido desde balcones, terrazas, ventanas, repudiando estos crímenes.

El aislamiento en Argentina comenzó el 20 de marzo, y el 21 en la ciudad bonaerense de Bahía Blanca encontraron el cuerpo de Susana Melo, femicidio por el cual está detenido Gregorio Costa. Ese mismo día, en Puerto Libertad, Misiones, era asesinada Lorena Barreto, y por el femicidio está imputado Roberto Rivero Medina, pareja de la mujer.

El 26, una beba de dos meses murió luego que le disparara Mario D. S., de 40 años, pareja de la mamá de la niña.

El sábado pasado encontraron el cadáver de Claudia Repetto, desaparecida el 1 de marzo en Mar del Plata. Ricardo Rodríguez confesó ante la Justicia que es el asesino.

También el 28 de marzo identificaron el cuerpo de Cristina Iglesias, enterrado en su casa de Monte Chingolo, en el conurbano bonaerense, junto a su hija de 7 años, y por el doble femicidio está imputado Abel Romero.

Y ese mismo día, en Lules, Tucumán, la policía encontró el cuerpo de una niña de dos años, asesinada por su padre, Leonardo Almirón que se suicidó luego de matarla.

La Organización Mundial de la Salud definió a la violencia de género como una pandemia, que estos tiempos, convive con la pandemia de coronavirus, aislando a las víctimas, por eso, desde distintos poderes judiciales provinciales se prorrogaron automáticamente las medidas de protección para quienes tienen causas iniciadas. Además, los ministerios de las Mujeres nacional y bonaerense están intensificando los recursos.

El Ministerio de las Mujeres, Políticas de Géneros y Diversidad Sexual de Buenos Aires informó que el gobernador Axel Kicillof autorizó a ese organismo a otorgar subsidios para atender contingencias de carácter humanitario de extrema gravedad y urgencia así como para gastos para las víctimas de violencia de género y sus familiares en medio del aislamiento social preventivo obligatorio.

Y el ministerio nacional recordó que en el país se encuentran habilitados las 24 horas las siguientes opciones de comunicación para situaciones de violencia de género: teléfono 144, mail linea144@mingeneros.gob.ar y por WhatsApp a los números (+54) 1127716463 / (+54) 1127759047 / (+54) 1127759048.

Combatir la violencia en cuarentena: el pedido del “barbijo rojo”

Por otra parte, además de las línea telefónicas y de WhatsApp, en las últimas horas se conoció una nueva medida en el territorio nacional: las víctimas podrán pedir la asistencia de la línea 144 a través de la red de farmacias solicitando un “barbijo rojo”, un pedido “codificado” que servirá para que el personal del lugar gestione la comunicación.

El sistema implementado por el Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad y la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA) comenzará a funcionar desde el 1 de abril, tanto de manera presencial cómo telefónicamente, informó el organismo nacional.

Al solicitar un barbijo rojo el personal de la farmacia comprenderá que se trata de una situación de violencia por motivos de género y gestionará una comunicación con la Línea 144, único dispositivo federal de asesoramiento y asistencia integral ante estas situaciones en todo el país, que atiende las 24 horas.

El personal farmacéutico responderá que aún no tiene el producto y solicitará algunos datos como nombre, apellido, teléfono, dirección, fecha y tipo de pedido (si es personal o para otra persona) bajo pretexto de acercarlo en cuanto se encuentre disponible.

En el caso que el pedido sea personal, también se podrá tomar nota de los datos de contacto de una persona de su círculo de confianza.

Una vez registrados los datos, desde la farmacia se comunicarán con la Línea 144 a fin de dar a conocer la información de la persona en situación de violencia y se le brindará asesoramiento en caso de que se vuelva a presentar en la farmacia.

Si la persona llega a una farmacia con signos físicos o psicológicos visibles, el personal se comunicará con la Línea 144 para asesorarse, mencionando que se trata de una solicitud de “barbijo rojo”, para que las operadoras puedan identificar rápidamente cuál es la situación a abordar y luego contactarse la quien está en situación de violencia.