El COT levantó un puesto del FPV para donaciones a los inundados

En el día de ayer, la fuerza municipal de Tigre levantó un puesto ubicado en la estación fluvial, que forma parte de una campaña organizada por el FPV para recolectar donaciones con destino a los inundados.

Desde el FPV informaron que los efectivos del COT y la policía bonaerense, se presentaron al mediodía con una orden emitida por la Secretaria de Protección Ciudadana municipal donde se acusaba a las personas que realizaban la campaña de  “ocupación de la vía pública” y procedieron al secuestro de la mercadería que ya habían donado vecinos del distrito y de la carpa donde se realizaba la actividad.

Según consta en el acta N° 00854, que dejaron los efectivos del COT, se decomisó una carpa blanca tipo gazebo, seis sillas, una mesa, botellas de agua mineral, paquetes de fideos, botellas de lavandinas, trapos de piso y una bandera argentina con la leyenda “donaciones para el litoral”.

“Estábamos realizando esta actividad sin ninguna bandera política, sin entorpecer el paso de la gente, ni ocasionar molestias, sólo tratábamos de aportar nuestra ayuda a los argentinos que la están pasando muy mal en el Litoral y los vecinos comenzaban a responder a la propuesta, acercando agua y alimentos no perecederos”, aseguró Milca Sosa, responsable del Movimiento Evita, que se encontraba a cargo de la actividad.

“Tratamos de evitar que se lleven la mercadería que nos había dejado la gente, pero resultó imposible. Hasta  los mismos policías les daba vergüenza llevarse todo, pero dijeron que debían cumplir con la orden del municipio, por suerte parece que reflexionaron sobre una medida tan absurda y nos devolvieron todo a última hora de la tarde”, agregó Sosa.

Por su parte, Federico Ugo, presidente del bloque de concejales FPV, expresó: “tenemos al macrismo en el Gobierno Nacional que no puso un peso para ayudar a los compatriotas inundados en el  Litoral y al massismo en Tigre que pone palos en la rueda e intenta impedir que aportemos nuestra ayuda. La situación es indignante”.