Un chico murió electrocutado al tocar un cable de luz caído en Benavidez

Agustín Arévalo, de 13 años, estaba jugando en la calle en medio de la tormenta.

Un hecho trágico conmovió a todo el barrio de Don Bosco, en Benavídez, ayer cuando un chico de 13 años murió electrocutado al tocar un cable de un poste de alumbrado público en el medio de la calle.

Según comentó la familia, el hecho se produjo en medio del diluvio y durante un juego con un amigo. “Antes se estaban subiendo por los techos y yo le decía ‘Agustín, bajate de ahí, que te vas a golpear’. Y él me respondía: ‘mamá, siempre igual, vos, no me va a pasar nada’. Y ahora le pasó esto. Estoy destrozada”, contó Ana, su madre.

El incidente ocurrió después de que Agustín decidiera jugar unas carreras con un amigo en medio de la calle inundada, justo en el cruce de la calle Tucumán y la Calle 4. “Estaba corriendo una carrera con un amiguito y de repente el palo lo chupó a la corriente. Había un cable enredado en el poste y tirado en el piso. El cable lo chupó hacia el poste y me lo electrocutó. No me lo pudieron sacar”, relató Ana.

Desde la familia denuncian que la ambulancia nunca se presentó y que llevaron al chico por sus propios medios al centro de salud, pero ya estaba muerto. Allí les dijeron que la ambulancia no podía salir por el anegamiento de las calles.

Según afirmaron también, muchos vecinos habían hecho denuncias sobre el peligroso estado del poste de luz y sin obtener respuesta. Con el cuerpo de Agustín aún el piso, un operario se hizo presente para reparlo.