Le estacionaron un camión frente a su casa en Olivos y lo prendió fuego

El vehículo quedó totalmente destruido. Su dueño hace fletes y mudanzas y había tapado una parte del garage. El vecino salió con una garrafa y lo incendió. En el barrio dicen que es un hombre muy violento.

 

Otro conflicto entre vecinos terminó muy mal, con un nuevo caso de furia urbana. Esta vez, un hombre le prendió fuego el camión a otro, con una garrafa, molesto porque lo había dejado estacionado en la puerta de su casa, en Olivos. El camión quedó totalmente destruido y los vecinos se quejan porque dicen que el agresor es una persona muy violenta.

Este nuevo caso, que se conoció esta mañana, ocurrió el sábado cerca de las 3 de la mañana, en la calle O’Higgins al 3000, según contaron hoy al canal C5N los vecinos.

El dueño del camión, Juan Carlos Rodríguez, dijo que lo usaba para hacer fletes y mudanzas, y que al volver de trabajar, no encontró en la cuadra lugar para estacionar. “Había una fiesta en el barrio y estaba todo lleno de autos. Lo tuve que dejar frente a la casa de este hombre, pero nunca pensé que iba a hacer una cosa así”, dijo.

Pero durante la madrugada, el agresor -que no fue identificado- salió de su casa con una garrafa que colocó debajo del camión y la encendió con un fósforo. El artefacto explotó y provocó un incendio que destruyó por completo el camión, y también afectó la persiana de una casa y la parte trasera de otro camión que estaba estacionado al lado.

“Me dejó en la calle. Ya me había dicho que me iba a prender fuego el camión, pero la realidad es que no le creí. No quería discutir con el. Sabía que no podía dejar el vehículo en otro lado y él no tiene auto por lo que no había problema de estacionarlo en la puerta de su casa”, contó Rodríguez a C5N.

Según contaron los vecinos, al hombre que provocó el incendio, en el barrio lo llaman “el loco”, dicen que tiene problemas psiquiátricos y una de las vecinos contó que la mayoría allí “le tiene miedo”. Y agregó: “Muchas veces sale a la puerta de la casa con un hacha en la mano”. Hoy se encontraba en su casa, mientras se aguarda una decisión de la Jusitica sobre el caso.

Rodríguez explicó que “la explosión fue impresionante, no se veía nada era todo humo parecía un campo de batalla. Llamamos a los bomberos y lo apagaron, pero ya había perdido todo, el camión era mi fuente de trabajo, me dejó en la calle”.

Según se puede ver en las imágenes, el camión había quedado estacionado tapando una parte de la salida del garage del agresor. Rodríguez dijo que su vecino “no tiene auto” y por eso lo dejó allí. También indicó que la policía secuestró la garrafa usada para incendiar su camión.

 

Fuente: Clarín

Fotografía: Gustavo Ortíz