Una farmacia de San Isidro denunciada por estafa al PAMI

Se calcula que el ente estatal sufrió un perjuicio de $3.5 millones de pesos, por la falsificación de recetas de medicamentos para diabéticos. En sólo 22 días había hecho más de 2700 recetas.

Una farmacia de San Isidro fue denunciada por la Unidad Fiscal de Investigación de Delitos Cometidos en el ámbito de PAMI (UFI-PAMI), a cargo de Javier Arzubi Calvo, por facturar al PAMI más de 2700 recetas truchas de tiras reactivas para quienes padecen diabetes y generarle un perjuicio a la obra social de los jubilados de cerca de $3.5 millones.

La involucrada en la denuncia es la farmacia “Añon”, ubicada en Av. Andrés Rolón al 100, y se la acusa de haber facturado de manera irregular, entre el 6 y el 28 de enero de 2016, la enorme cantidad de recetas que se hacían con sellos falsos de médicos del PAMI y las retiraban “terceros autorizados”, cuyas identidades no existen, teniendo en cuenta que la medicación de esta obra social puede ser retirada por familiares o allegados del jubilado.

Decenas de las recetas se hicieron a nombre de afiliados al PAMI que habían fallecido al momento del retiro de los productos de la farmacia. Y otras tantas se confeccionaron a nombre de afiliados que no padecían diabetes. Cada caja de tiras reactivas costaba $600 y en cada receta se entregaban dos, por lo que por cada “jubilado que supuestamente atendía recibía 1200 pesos. El PAMI paga el 100% de esos insumos, por lo tanto la ganancia para la farmacia era completa”.

De acuerdo a las investigaciones realizadas por la UFI, la farmacia facturaba consecutivamente los insumos para diabéticos, y para evitar llenar a mano las recetas con los nombres de los que retiraban los insumos, habían confeccionado sellos de goma. Además, se detectó que fueron solo cuatro “terceros autorizados” los que “retiraron” las más de 2700 recetas.

“Esta investigación nace de una denuncia que fue iniciada por la gestión de Cambiemos en PAMI cuando asumió en diciembre de 2015”, explicó Martín Voss, Gerente de Comunicación de PAMI. “Es fundamental el rol que ha tomado la UFI-PAMI, que luego de las denuncias presentadas por PAMI, está llevando adelante una profunda investigación en todo el país. En este caso, se trata de una causa donde están involucradas farmacias de Capital y Gran Buenos Aires, no sólo en San Isidro. Pero recordemos que durante estos dos años de gestión, se han desbaratado distintas bandas en todo el país que estafaban al PAMI y le robaban el dinero a nuestros afiliados”, detalló Voss ante la consulta de este medio.

Por otra parte, aseguró que se están tomando nuevas medidas para evitar este tipo de situaciones: “Además de denunciar las estafas, avanzamos en el uso casi total de la receta electrónica, que imposibilita la falsificación que hemos visto en estos casos. Este año también hicimos una fuerte campaña para la actualización del padrón de afiliados diabéticos, para asegurarnos que cada afiliado reciba lo que necesita y que no haya vivos que retiren insumos para después venderlos”.

El fiscal Arzubi Calvo le pidió a Casanello que cite a declarar a indagatoria al dueño de la farmacia porque lo considera autor de una maniobra de defraudación contra la administración pública.

Fuente: QuePasa ZN / Infobae