Asesinan a mazazos a una mujer en San Fernando y detienen a su marido, un expolicía jubilado

Ocurrió en una casa sobre la calle Carlos Casares. Se investiga si el apuntado como autor del hecho es inimputable, ya que tiene problemas psiquiátricos.

Femicidio San Fernando Mazazo

Una mujer de 62 años fue asesinada a golpes en la cabeza con una maza en su casa de San Fernando, y por el femicidio fue detenido su marido, un expolicía jubilado y con problemas psiquiátricos que será sometido a estudios para determinar si es imputable.

El hecho ocurrió el lunes cerca del mediodía en una casa ubicada en la calle Carlos Casares, donde fue encontrada asesinada Cecilia Laura Páez. Según lo informado por Télam, todo comenzó cuando el marido de la mujer llamó de urgencia a su hijo para pedirle que vaya hasta la casa porque su esposa se había caído y se estaba desangrando.

Las fuentes de la investigación precisaron a la agencia de noticias que el matrimonio dormía en habitaciones separadas y que arriba de la cama de la mujer hallaron una maza con el mango ensangrentado, que fue secuestrada para ser peritada por la Policía Científica ante la sospecha que fue utilizada por el hombre para concretar el crimen de la mujer.

La mujer fue trasladada en grave estado al Hospital Provincial Petrona V. de Cordero, donde falleció a las pocas horas producto de las heridas.

La fiscal Bibiana Santella, titular de la fiscalía especializada en violencia de género de San Fernando, ordenó la aprehensión inmediata del hombre y caratuló la causa como “Homicidio agravado por el vínculo cometido por un hombre contra una mujer mediando violencia de género”.

Por su parte, Télam indicó que la nuera de la mujer asesinada declaró que la misma mañana del crimen estuvo con ella porque iban a ir a realizar un trámite y que en ese encuentro la mujer le dijo que hacía tres días que no dormía porque su esposo “la volvía loca y la perseguía”.

Los investigadores precisaron que Elizondo, un expolicía jubilado que había trabajado en la División Custodias, está en tratamiento psiquiátrico desde hace cuatro años, con un diagnóstico de Parkinson y un cuadro de demencia y alucinaciones.

El equipo médico de la policía le realizó una evaluación psiquiátrica y definió que el jubilado “no está en condiciones de declarar” y que, en principio, “es inimputable”. Por esa razón, el acusado no declaró ante la fiscal Santella, quien de todas formas pidió que se convierta la aprehensión en detención y le solicitó a la jueza de Garantías 3 de San Isidro, Andrea Rodríguez Mentasty, que el acusado sea alojado en un lugar adecuado para su diagnóstico.

Fuentes judiciales informaron que este jueves el hombre fue trasladado al penal de Melchor Romero, a la espera de nuevas pericias psiquiátricas para conocer si comprendió o no la criminalidad de sus actos.

En caso de ser declarado inimputable, se le solicitara un sobreseimiento de la causa penal y si es peligroso para si mismo y para terceros, deberá quedar alojado en un lugar adecuado con una medida de seguridad, señalaron las fuentes.

Los pesquisas informaron también que no existen denuncias previas de violencia de género por parte de la víctima contra el hombre detenido.

En tanto, el resultado de la autopsia practicado al cuerpo de Paez arrojó que la mujer falleció producto de un “traumatismo craneoencefálico grave con falla multiorgánica”.

Fuente: Télam