Detienen por violencia de género al hijo de Pappo en Benavídez

La pareja lo denunció y aseguró que quiso atropellarla con su camioneta y que la roció con alcohol. El hecho se desencadenó el pasado 24 de mayo, pero la detención se concretó en la mañana de este jueves.

luciano napolitano

El hijo del fallecido músico de rock Norberto “Pappo” Napolitano fue detenido en la mañana de este jueves tras ser acusado de amenazar de muerte, atacar a golpes y dejar encerrada durante casi un día a su pareja en el quincho de la casa en la que convivían, en la localidad de Benavídez, en el partido de Tigre.

Según los voceros, el episodio se inició la tarde del 24 de mayo pasado en la vivienda que Luciano Emilio Napolitano, también músico, compartía desde hacía cuatro años con su pareja, situada en Jujuy al 3400.

De acuerdo a la denuncia de la mujer, durante una discusión, Napolitano comenzó a hostigarla, la tomó del cuello y la amenazó de muerte. Luego la empujó contra un sofá y le colocó una rodilla sobre el pecho, al tiempo que le decía que iba a matarla, añadieron fuentes policiales a Télam, en base al relato de la víctima. La pareja del hijo de Pappo logró salir al patio, hasta donde fue perseguida y continuó la agresión a golpes.

En un momento, aseguró la víctima, Napolitano abordó su camioneta Volkswagen Amarok e intentó chocarla, por lo que ella se refugió en el quincho de la casa. No obstante, el ataque físico y verbal continuó entre el patio y el quincho, donde finalmente la víctima fue encerrada con llave y permaneció allí hasta la tarde del día siguiente, cuando logró escapar y pedir auxilio al 911.

La policía de Benavidez llegó a la propiedad, puso a resguardo a la mujer y comunicó el hecho a la fiscalía de Violencia de Género de Tigre, a cargo de Mariela Miozzo, quien dispuso la inmediata aprehensión del acusado.

Luego de allanamientos, Napolitano fue detenido y puesto a disposición de la justicia. En su vivienda, también por orden judicial, se realizó un allanamiento en el que se secuestró un revólver calibre 38 cargado y municiones del mismo calibre, algunas de de las cuales habían sido percutadas. Los voceros dijeron que el acusado no tiene permiso de tenencia ni portación de dicha arma.

Al ser indagado, Napolitano dijo que fue una discusión de pareja, que ella fue quien lo agredió a él y que el arma de fuego que estaba en su casa la heredó hace 15 años.

La fiscal Miozzo dispuso que permanezca detenido en la comisaría 2° de General Pacheco, acusado por “lesiones leves agravadas por el vínculo y por mediar violencia de género en concurso real amenazas, privación ilegal de la libertad agravada y tenencia ilegítima de arma de guerra”.

El testimonio de la víctima

La pareja de Luciano Napolitano, dijo que es “la tercera vez” que es agredida por él y aseguró que el acusado la intentó “atropellar y rociar con alcohol”, tras lo cual la mantuvo encerrada durante un día.

“Estuve encerrada un día, me fui manejando con la poca batería que tenía (en el teléfono). Cuando me quedaba tres por ciento, llamé a la policía, abrí el alambrado y me fui”, relató a la prensa y según explicó, todo inició cuando le pidió las llaves para ir a comprar comida para los animales y él la insultó y se le tiró encima para golpearla.

“Me ahorcó y en el sillón se me tiró encima y me puso las rodillas en el pecho. Las nenas pedían que me suelte”, detalló en referencia a las hijas del acusado. “Luego me dijo que me aleje de la camioneta mientras me rociaba con alcohol. Les dijo a las hijas que suban a la camioneta, puso primera e intentó atropellarme”, sostuvo.

La mujer aseguró que que no es la primera vez que el hijo del rockero, que también es músico, la agrede y recordó que anteriormente la apuntó con un revólver, aunque no llegó a gatillarle. “Acá en el barrio hay mucho miedo con él porque una vez salió a los tiros”, contó.

Según dijo la víctima, Napolitano cambió de actitud luego del fallecimiento de su abuela meses atrás: “No tuve más cercanía con él, se refugió en una casita que tenía. Se encerró y empezó a tomar alcohol y drogas”, indicó, al tiempo que agregó que cuando arrancó la relación con él “tomaba pastillas tranquilizantes y estaba perfecto”.

“Lo único que quiero es paz. Temí por mi integridad. Espero que él quede en manos de la Justicia, que sabe qué hacer”, manifestó y reconoció que Napolitano tuvo “problemas de violencia” con una expareja pero no quiso dar detalles sobre lo ocurrido.

SOS VECINO DE ZONA NORTE Y QUERÉS RECIBIR GRATIS LAS NOTICIAS DE TU BARRIO POR WHATSAPP – Acá dice cómo