Llamas de 20 metros y tanques químicos volando: la desesperación de los vecinos de Benavídez durante el incendio

Fue evacuado el barrio hasta 200 metros de la fábrica. Hubo más de media hora de fuertes explosiones y tanques químicos volaron a propiedades vecinas.

Incendio Fabrica Benavidez 3

El impactante incendio de la Destilería Braunco conmocionó la tarde del domingo para los vecinos de Benavidez. Horas después del mediodía, comenzó a sentirse el olor a quemado. Rápidamente la densa humareda cubrió el cielo y comenzaron a sentirse las explosiones.

 “Mi primera reacción fue agarrar a mi hijo, ponerle las zapatillas y llevarlo a la otra esquina, lejos”, dijo Francisco Maciel a Clarín, desde la terraza de su casa, con el humo de la destilería aún detrás. Francisco vive a unos diez metros de distancia de la fábrica, y cuenta que el primero advirtió todo fue su hijo de ocho años.

“Papi, hay olor a quemado”, le dijo. Francisco, que estaba preparando bolas de fraile para un merendero que organizó en su domicilio, se fue hasta el fondo para chequear si había dejado algo prendido en la cocina. Cuando volvió vio un paisaje de caos: llamas de 20 metros de altura y tambores químicos que salían volando. La madre de Francisco debió ser atendida ya que sufrió un ataque de nervios por la situación.

VER TAMBIÉN:

TRAS EL INCENDIO, EL MUNICIPIO CLAUSURÓ LA FÁBRICA BRAUNCO

Uno de esos tambores cayó en la puerta de su casa, otro a metros, en lo de un vecino y un tercero  en la esquina, pero cuentan que eran más en los alrededores. Todos, aplastados como lata de cerveza. “Si caían en la cabeza de alguien lo mataban: grande o chico. Lo mataban”, repitió.

“Esto iba a pasar, nosotros nos quejamos todo el tiempo de esta fábrica”. Y siguieron: “Estar acá es convivir con el olor a químico, es colgar la ropa y que quede impregnado; es estar en verano y no poder abrir las ventanas porque te enferma el olor”. También plantearon: “¿Sabés los casos de asma que hay acá? Son muchísimos”.

Los alrededores de la fábrica fueron evacuados, algunos comenzaron a hacerlo espontáneamente y luego el operativo dispuso a los vecinos a 200 metros del lugar. Un bombero fue hospitalizado tras recibir un impacto importante en una de las explosiones que le ocasionó un politraumatismo. Se informó que se encuentra fuera de peligro.